Mosqueteros de Yehovah

Éxodo Capítulo 40

Versos del 1 al 2

El mes de Aviv, es el mes de la “Redención” y también para el inicio del culto en el Santuario (Ezequiel 45, 18; 2 Crónicas 29, 3.17; Esdras 7, 9).

El Tabernáculo fue levantado el octavo día de la iniciación de los Sacerdotes.

Es decir, el primer día del mes de Aviv, lo que corresponde a fines de marzo o principios de abril de acuerdo al calendario Gregoriano.

El año nuevo comienza con la conmemoración de la salida de Egipto, aspecto que estudiamos en Éxodo 12, 2 y es el primer mes del año Aviv, palabra que tiene que ver con la etapa de madurez de la cebada.

Es la etapa en la que está prácticamente lista la cebada, para comenzar a cortar y cuando esto comenzaba a suceder en Israel, éste hecho representaba el nuevo año.

En este texto del Vs 2 habla de un hecho que se da un año después de la salida de Egipto, lo que analizaremos más adelante en el Vs 17 para comprobar que corresponde justamente a un año después de la salida de Egipto.

Si el primer Tabernáculo se inauguró durante la temporada de la Pascua, entonces, el segundo Tabernáculo ya no estará construido de todos estos elementos que estudiamos, pieles de animales, telas preciosas, metales, entre otros.

Este segundo Tabernáculo será hecho de personas.

Comenzó a levantarse en la misma época, en la misma fecha de Aviv en la época de la Pascua, cuando Yeshúa Ha Mashíaj fue entregado y crucificado.

Y cuando Yeshúa comienza el Nuevo Pacto de su Obra Redentora, por lo que al igual que el primer Tabernáculo, fue levantado en el Año Nuevo, en el mes de Aviv.

Corresponde a la temporada de Pésaj, también el nuevo Tabernáculo comienza a levantarse a partir de la “Muerte y Resurrección de Yeshúa” justamente en la época de Aviv.

Versos del 3 al 11

El Arca del Pacto era el mueble más importante del Tabernáculo, el corazón mismo del Santuario, la base del Pacto (Deuteronomio 4, 12-13) y el Lugar de la Presencia de YEHOVAH DIOS entre su pueblo (Éxodo 25, 8.21-22).

Por lo tanto, el Arca fue el primer mueble ubicado dentro del Tabernáculo. Las dos Tablas de Piedra estaban dentro de ella (Vs 20 y 21).

En el Vs 5 cuando dice “Delante del Arca”, no en el Lugar Santísimo, sino “delante del velo” frente al Arca, pero en el Lugar Santo (vers. 26).

Al referirse a “La cortina”, es la cortina del frente del Tabernáculo, del lado oriental (Éxodo 26, 36-37).

En el Vs 10 El altar de los holocaustos con todos sus utensilios, cosa sacratísima es en el original “Un altar santísimo”. No porque fuera más Santo que los otros muebles del Tabernáculo, que se designan también como Santísimos (Éxodo 30, 29).

Se lo llamó así, para que los israelitas se dieran cuenta constantemente de su Naturaleza Sagrada, por cuanto, tenían más contacto con el Altar que con el Santuario y sus muebles.

Versos del 12 al 17

En el Vs 15 die “Los ungirás”, parecería haber una diferencia entre el ungimiento del Sumo Sacerdote y el ungimiento de los Sacerdotes Comunes.

En primer Lugar, se derramaba el aceite sobre la cabeza de Aarón, luego se esparcía sobre su persona y sus vestimentas.

En el caso de los Sacerdotes comunes, parece haberse asperjado el aceite sobre ellos y no habérselo derramado en sus cabezas (Levítico 8, 12.30; Salmo 133, 2).

Por causa de este ungimiento especial, se hace referencia al Sumo Sacerdote como “Sacerdote ungido” (Levítico 4, 5.16; 6, 22; 16, 32).

Vs 17a “Segundo año”, el segundo, si se contaba como primero, el año en que salieron de Egipto. El primer aniversario del éxodo ocurrió dos semanas más tarde, el día 15 del primer mes.

En el Vs 17b “…En el día primero…” se observa en los Vs 17 al 33 es cuando se registra realmente la erección del Tabernáculo.

Debido a la naturaleza portátil del Tabernáculo, esto podía hacerse fácilmente en un día.

Versos del 18 al 23

Moisés, fue el que levantó el Tabernáculo. Así como el Mesías es el que levanta el Templo Santo que se compone de los creyentes (obedientes) en ÉL (Mateo 16,18).

La Torá empieza esta descripción resumiendo todo el proceso, al decir se “erigió” el Tabernáculo (Vs 17).

En esas pocas palabras, la Torá expresa que en realidad había sucedido un milagro tanto físico como espiritual.

El físico, porque habían sido capaces de construir un edificio con todas sus detalladísimas partes en un desierto.

Y el milagro espiritual, porque habían sido capaces de crear en este mundo un espacio de Santidad y un área de reposo para la Shekiná (Presencia Divina).

El proceso culminó en un extraordinario evento, a la par en su significancia con las más magníficas proezas que el hombre haya alguna vez logrado.

La Gloria de YEHOVAH DIOS residió en una obra producto de las manos del ser humano, a la vista de todos los hombres, mujeres y niños israelitas.

Moisés en el Vs 18 dice erigió “Sus columnas”, las columnas sostenían el “velo” interior y también las cortinas del lado oriental o entrada del Santuario.

En el Vs 19 es la “La tienda sobre el Tabernáculo”, en este pasaje queda clara la diferencia entre la “tienda”, el “Tabernáculo” y la “sobrecubierta”.

La “tienda” era la cubierta de pelo de cabra que cubría la armazón de madera que la sostenía. Sobre ésta estaban las cubiertas de pieles de carnero y de “tejones” (Éxodo 26, 14).

Moisés está siendo muy meticulosos en la instrucción dada, tomó el Testimonio y lo puso dentro del Arca.

Tomó el Testimonio, que son las Tablas de piedra donde se escribieron los Mandamientos, ése es el Testimonio de YEHOVAH DIOS.

Ya se ha explicado que esas Tablas tienen que ver con los corazones de piedra, pero con la esperanza de que un día esos corazones sean cambiados.

Versos del 24 al 33

Como YEHOVAH DIOS había mandado a Moisés, ésta es la frase que se tendría que repetir una y otra vez en nuestra vida para que un día YEHOVAH DIOS diga, Así acabó Moisés la obra.

Si en nuestras vidas todo el tiempo se cumple que hemos hecho como el Altísimo nos lo ha mandado hacer. Llegará el día en que YEHOVAH DIOS dirá que “habremos acabado la obra”. Éste es el resultado de la Obediencia meticulosa.

En el Vs 25 “Encendió las lámparas” Moisés, como símbolo del Gran Sumo Sacerdote, Cristo (Hebreos 4, 15; 8, 1-2)

Se inauguró el servicio del Santuario. No sólo encendió las “lámparas” y quemó “incienso aromático”, sino que también ofreció sobre el Altar del Holocausto el primer sacrificio vespertino, “Holocausto y Ofrenda” (Éxodo 29, 38-41; Vs 29).

En el Vs 30 “Puso la fuente”, además de los Vs 31 y 32 son como un paréntesis que explica el propósito de la fuente, puesto que hasta este momento no se había explicado su uso.

Vs 33 “Acabó Moisés”, se explica que la construcción del Tabernáculo fue completada antes de que se lo levantara.

Después de que el Evangelio haya sido predicado a todo el mundo, los “escogidos” serán juntados (Mateo 24, 14.31).

Entonces, toda “piedra viva” (1 Reyes 6, 7; 1 Pedro 2, 4- 5) que haya sido labrada y acabada de acuerdo con el modelo divino, ocupará su Lugar en el Templo de YEHOVAH DIOS (Apocalipsis 3, 12).

Estamos ahora construyendo los caracteres, que un día habrán de formar parte de aquella Morada Eterna (Mateo 6, 19-21; 7, 24-29).

Una vez, que se haya completado el trabajo preparatorio relacionado con el Reino de YEHOVAH DIOS, de acuerdo con el Plan, no se tardará en establecer ese Reino en toda su Gloria.

Yeshúa Ha Mashiaj aparecerá entonces y su pueblo aparecerá con Él (Colosenses 3, 4).

Así, como la construcción del Tabernáculo lo preparó para que fuese la Morada del Señor, así también la glorificación de sus hijos abrirá el camino para que el “Tabernáculo de YEHOVAH DIOS” esté “con los hombres” (Apocalipsis 21, 3).

Así como el pueblo participó con Moisés en la construcción del Santuario terrenal, también Cristo nos invita a ser colaboradores con Él en la edificación de su cuerpo (1 Corintios 3, 9; 2 Corintios 5, 19-21; 6, 1).

Cuando el Tabernáculo fue erigido, no le faltaba nada para ser Perfecto. Así será, cuando todo Israel finalmente sea glorificado (Efesios 5, 27)

Versos del 34 al 38

Después de la ceremonia de Dedicación, la nube cubrió el Tabernáculo de Reunión y la Gloria de YEHOVAH DIOS llenó la morada (Vs 34).

Con la entrega de la Ley y el establecimiento de las Instituciones del Tabernáculo y el Sacerdocio, se cambió la función de Moisés.

Había servido como caudillo, Profeta y Sacerdote pero ahora, Moisés no podía entrar en el Tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él y la Gloria de YEHOVAH DIOS había llenado la Morada (Vs 35).

La presencia visible de YEHOVAH DIOS puso su sello de aprobación sobre los hijos de Israel, el Tabernáculo mismo indicaba que Israel sería un reino de Sacerdotes y una Nación Santa (Éxodo 19, 6).

YEHOVAH DIOS era Rey Soberano, ÉL indicaría cuándo partirían de un Lugar y cuándo se quedarían.

En todas sus etapas, la nube de YEHOVAH DIOS estaba de día sobre el Tabernáculo y el fuego estaba allí de noche, a la vista de toda la casa de Israel (Vs 38).

Moisés le serviría de profeta (Éxodo 7, 1-2) e intérprete de la Ley.

Aarón y sus hijos desempeñarían la función ceremonial de Sacerdotes.

El Decálogo serviría de Constitución Legal y YEHOVAH DIOS que los había redimido y los había llamado a sí mismo, estaba presente para guiarlos y ser su Rey Soberano.

De ser un pueblo esclavizado YEHOVAH DIOS los había convertido en una Nación libre, en un pueblo peregrino en marcha hacia la Tierra Prometida y el Altísimo peregrinaba con ellos.

Años más tarde, con la desobediencia de la nación, el apóstol Juan volvió al tema y dijo que YEHOVAH DIOS no había fracasado en su propósito, sino que había puesto su Tabernáculo entre nosotros en la persona de su Hijo.

“Y el Verbo se hizo carne y habitó, es literalmente “puso su tienda” entre nosotros y contemplamos su Gloria, como la gloria del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (Juan 1, 14).

Deja un comentario