Mosqueteros de Yehovah

Éxodo Capítulo 39

Versos del 1 al 5

En primer lugar se notarán varias cosas acerca de las vestiduras de los Sacerdotes:

1. Debían estar limpias y sagradas para que reflejaran la Gloria y Esplendor (Éxodo 28, 2.4).

Estas vestiduras debían honrar a YEHOVAH DIOS y reflejar su Santidad para entrar en Su Presencia.

2. Los vestidos debían ser hechos por personas dedicadas y llenas del Espíritu de Sabiduría (Éxodo 28, 3).

3. Las indicaciones iniciales eran para la ropa de Aarón, el Sumo Sacerdote, las otras vestiduras Sacerdotales eran menos impresionantes (Vs 27-31; Éxodo 28, 36-43).

4. Los sacerdotes no podían usar estas vestiduras fuera del Lugar Sagrado (28, 4.43).

5. No se mencionan nunca las sandalias, lo cual implica que andaban descalzos en el desempeño del oficio (Vs 3 y 5).

6. Los vestidos eran siempre de Lino.

En la primera parte del verso se mencionan tres tipos de lana, azul, púrpura y carmesí, pero no se menciona el Lino.

En conclusión observamos que no se habla de las Vestiduras Sacerdotales, que contenían Lino, sino de las “Vestiduras” con las que se recubrían los utensilios del Santuario a la hora de emprender los viajes (Números 4, 8, 12, 13).

Esta expresión “tal como YEHOVAH DIOS había mandado a Moisés” aparece dieciocho (18) veces en toda la sección de la edificación del Tabernáculo.

Versos del 6 al 21

Siguieron todas las instrucciones dadas para realizar todas las confecciones ordenadas por YEHOVAH DIOS.

Esas vestimentas eran para “Honor” y para “Gloria”, eso es lo que significan éstas dos palabras “kabod” y “tiferet”.

También, tienen que ver con la hermosura y recato que debemos tener, por lo que estamos representando a YEHOVAH DIOS y debemos cuidar mucho nuestra presentación.

Versos del 22 al 31

Por encima del “Turbante” se ponía la “Diadema en la frente” de Aarón por medio de tres cordones azules, enhebrados a través de tres orificios en la misma.

Dos de estos cordones estaban a los costados, en sus sienes y el tercero estaba arriba al centro de la Diadema.

Y este último se colocaba sobre el Turbante, como afirma el verso bíblico y se amarraban los tres cordones por detrás de la cabeza de Aarón.

Versos del 32 al 43

Debido a que los israelitas no llegaron al monte Sinaí hasta el tercer mes (Éxodo 19, 1) y Moisés pasó casi tres meses con YEHOVAH DIOS (Éxodo 24, 18; 34, 28).

La construcción del Tabernáculo comenzó aproximadamente en el sexto o séptimo mes y fue completada antes del fin del año bíblico (Éxodo 40, 2).

Se ocuparon, seis meses en esta construcción.

La rapidez con que se acabó esta obra indica la dedicada aplicación, la habilidosa artesanía y la cooperación fraternal de todos los que participaron en la empresa, como también, la Bendición Divina que acompañó sus esfuerzos.

Al final de la creación, YEHOVAH DIOS contempló toda la obra de Sus manos. Al hallarla buena “en gran manera”, pronunció sobre la creación una Bendición (Génesis 1, 22.28.31).

El hombre había completado un “Santuario” donde YEHOVAH DIOS prometía morar (Éxodo 25, 8).

Representaba los mejores esfuerzos del hombre y se había hecho “como YEHOVAH DIOS había mandado” (Éxodo 39, 43).

Con razón Moisés “Bendijo” al pueblo por su labor de Amor y Consagración.

Deja un comentario