Mosqueteros de Yehovah

Ester Capítulo 2

Versos del 1 al 4

En estos versos se realiza una búsqueda para reemplazar a la Reina Vasti.

Esto se refiere a más que únicamente los eventos del capítulo anterior. En este capítulo en el verso 16, indica que hubo un período de 4 años entre el capítulo uno y el dos.

Durante ese tiempo el rey Asuero realizó su gran pero infructuosa invasión a Grecia y regresó a casa como un hombre derrotado, queriendo alegrar su corazón con placeres sensuales.

El plan era reunir un harem con las mujeres más hermosas de la tierra, traerlas al harem para el rey y elegir de ese grupo a la más favorecida para el rey.

Era algo así como el concurso “Señorita Imperio Persa” y la ganadora iba a reinar en lugar de Vasti.

Cronistas que relatan este suceso afirman que se habían seleccionado un total de 400 mujeres.

Versos del 5 al 7

Se muestra a Ester y su familia. Mardoqueo, tio de Ester, vino a Persia en uno de los traslados que los babilonios impusieron en Judá cuando conquistaron su tierra.

Ester cuyo nombre judío era “Hadasa” significa “mirto”, el nombre persa Ester significa “estrella” fue criada por su primo Mardoqueo desde la muerte de sus padres.

En el simbolismo profético el mirto reemplaza las zarzas y espinas del desierto, representando el perdón y aceptación de YEHOVAH DIOS  hacia su pueblo (Isaías 41, 19; 55, 13; Zacarías 1, 8.)

Ellos eran parte de la gran comunidad judía que fueron forzados a reubicarse fuera de Judá y que decidieron no regresar con Esdras.

En los tiempos de Mardoqueo y Ester, la tierra de Judá era considerada como un lugar silvestre y esquivo.

El Hebreo para hermosa figura y buen parecer es literalmente, “hermosa en forma y linda para ver” o “hermosa en figura y facciones”.

Consideramos que la Palabra de YEHOVAH DIOS es generalmente dada a atenuar algunas cosas, pero cuando dice que Ester era de hermosa figura y de buen parecer, sabemos que no está exagerando.

Verso 8

Ester es llevada al harem del rey, al parecer Ester realmente no tuvo opción en esto.

Hegué era el eunuco del rey Verso 3, un hombre a quien se le confiaba la vigilancia del harem del rey por obvias razones.

Él se menciona específicamente por los historiadores griegos como un oficial del rey Asuero.

Verso 9

El trato favorecido hacia Ester en el palacio, se nota en este verso.

Ester halló favor delante de Hegué, el hombre que tenía autoridad sobre ella, en esto, su vida piadosa aseguró el cumplimiento de Proverbios 3, 3-4:

“Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión delante de Dios y de los hombres”.

Por esta gracia, Hegué le dio a Ester atavíos especiales más allá de lo que le correspondía, él le dio también siete doncellas especiales para que le ayudaran en el cuidado de sus necesidades de belleza.

Para empezar, Ester ya era hermosa, pero ahora se veía como una de esas fotografías de “después” que toman en estudios fotográficos de glamour y ella se veía así todo el tiempo.

La antigua palabra hebrea para “atavíos” viene de la raíz “limpiar, pulir”.

Versos del 10 al 11

Ester encubre su identidad judía, en estos versos.

Normalmente, nunca hay una buena razón para esconder el hecho de que somos Cristianos.

Demasiados de ellos actúan como si fueran “agentes secretos” y siempre ocultan quién son en YEHOVAH DIOS.

Debemos tomar en serio la advertencia que Yeshúa Ha Mashiaj dio en Mateo 10, 32-33.

“A cualquiera, pues que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos. Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos”. No podemos vivir la vida negando y esperar que Dios nos reconozca.

Sin embargo, reconocemos que hay situaciones en las cuales YEHOVAH DIOS nos pide que seamos reservados, en cuanto a nuestra identidad como hijos del reino, no con el propósito de encubrirla permanentemente, sino de esperar el momento oportuno para revelarla.

Mardoqueo consideró que era lo correcto en esta circunstancia y Ester obedeció.

Por ejemplo, en algunas situaciones se puede actuar como si no se supiera nada, cuando se acerca una persona que cree en una denominación religiosa y no para negar a Yeshúa Ha Mashiaj, sino para buscar una estratégica oportunidad.

El gran interés que mostraba Mardoqueo por Ester, muestra su amor y preocupación por ella al estar en tan potencialmente peligroso lugar.

Versos del 12 al 14

Se establece el método por el cual las mujeres se preparan y presentan delante del rey.

Persia era uno de los muchos países famosos por sus perfumes aromáticos y por las costumbres antiguas para la preparación de las novias.

Incluyendo rituales de baños, delineado de cejas, pintura en manos y pies con hena, maquillaje facial y aplicaciones de una pasta de belleza sobre todo el cuerpo para aclarar el tono de la piel, remover manchas y lunares.

Una razón para tan larga preparación era saber si las mujeres estaban embarazadas al llegar al harem, para evitar que el rey tuviera que ser padre de un hijo que no fuera de él.

Los aceites y perfumes eran necesarios porque “los cuerpos de hombres y mujeres en países calurosos, evocaban por sí mismos aromas desagradables, si no se frotaban con ellos”.

Suena maravilloso, un año completo de tratamientos de spa constantes. Sin embargo, el destino de estas mujeres se debe también considerar una tarde con el rey.

Si él la elegía de entre 400 otras para ser su reina, entonces sería su compañera, hasta que le desagradara.

Pero las 399 que perdían, eran alejadas al harem donde quedaban como esposa o concubinas del rey, pero raramente, si no es que nunca, volvían a verlo.

Y nunca tenían libertad de casarse con otro hombre, esencialmente vivían como viudas perpetuas.

Versos del 15 al 18

Ester es elegida reina, por la humilde sabiduría que muestra en la manera como ella permitió que el guarda de las mujeres la asistiera en los preparativos.

Esto se debía a dos cosas, la vida piadosa y la belleza de Ester.

Con frecuencia la belleza gana el favor de la gente, especialmente mujeres.

Este es un hecho que deben aceptar los hijos de YEHOVAH DIOS, el enseñar a los niños lo que realmente tiene valor, rechazando el juzgar a la gente por su belleza.

Por el hecho del gran favor que ganó del rey, Ester fue seleccionada para ser la reina del rey Asuero.

Hasta aquí, la vida de Ester ha sido notable. Ella era la hija de judíos exiliados quienes murieron, fue criada por su tioo en una tierra extraña y hostil, fue tomada por fuerza y llevada al harem del rey, ganó favor con todos los que conocía y finalmente fue seleccionada para ser reina.

Este impresionante curso de eventos no fue accidente, no fue por suerte o fortuna, ni por la bonita apariencia o brillante personalidad de Ester.

YEHOVAH DIOS tenía un plan y Ester era parte del mismo.

Como lo dice Salmos 75, 6-7 “Porque ni de oriente ni de occidente, ni del desierto viene el enaltecimiento. Mas YEHOVAH DIOS es el juez; a éste humilla y a aquél enaltece”.

Exactamente de la misma manera nosotros tenemos un lugar en el plan de YEHOVAH DIOS.

Donde quiera que te encuentres ahora, YEHOVAH DIOS tiene un propósito para ello, tal vez un propósito corto o uno largo, una grande o uno pequeño, pero YEHOVAH DIOS tiene una razón.

Versos del 19 al 20

Mardoqueo es levantado en prominencia y Ester continúa ocultando su identidad judía.

Esta posición indica que Mardoqueo estaba relacionado con quienes tomaban las decisiones y con los hombres de influencia en el reino.

Algunos piensan que el libro de Ester, lleva demasiado lejos la idea de ocultar la identidad.

Este libro ha sido criticado porque no menciona el nombre de YEHOVAH DIOS, como tampoco se menciona en el Cantar de los Cantares.

Versos del 21 al 23

Mardoqueo escucha sobre una conspiración de asesinato e informa al rey, salvando su vida.

La actitud de Mardoqueo no fue “soy un judío en exilio, bajo un rey pagano, así que no me importa si lo matan”.

Por el contrario, él cumplió el pensamiento de Pedro en 1 Pedro 2, 17, aun antes de que Pedro lo escribiera: “Teman a YEHOVAH DIOS, Honrad al rey”.

Esta amenaza de asesinato era real, eventualmente Asuero fue asesinado por su primer ministro, quien puso a Artajerjes I en el trono.

La palabra “horca” es literalmente “árbol”, la idea de que fueron colgados en un árbol probablemente no se refiere a una soga alrededor del cuello, sino a empalamiento en una estaca, algo como crucifixión.

Una estaca puntiaguda se afirma en el piso, se coloca al culpable sobre la punta filosa y se le jala de las piernas hacia abajo, hasta que la estaca que le penetra pasa por su cuerpo y sale por el cuello.

Una espantosa forma de castigo, la cual denotaba un exceso de maldad. El culpable vive un tiempo considerable en una enloquecedora agonía.

Deja un comentario