Mosqueteros de Yehovah

Esdras Capítulo 7

En Jerusalén, Malaquías profetizó justamente antes que llegara Esdras, dándonos, una probada fuerte del humor y temperamento del tiempo que es ocupado por los capítulos 7 al 10.

Versos del 1 al 5

Una visión general del regreso de Esdras. Unos 60 años inactivos y largos pasaron entre Esdras 6 y Esdras 7.

El gobernador de Persia al final de ese periodo era Artajerjes, quien también es conocido como “Artajerjes Longimanus” “mano larga”, el sucesor de Jerjes, el rey que se casó con Ester.

Los eventos en el libro de Ester se llevaron a cabo entre Esdras 6 y 7.

Esta lista no incluye a todos, hay algunas generaciones excluidas. Sin embargo, esto demuestra que Esdras es descendiente de ambos Aarón y Seraias, quien era el Sumo Sacerdote antes del cautiverio.

Sadoc era un sacerdote bajo David a quien Salomón fijó como sumo sacerdote en lugar de Abiatar, quien apoyaba al rebelde de Adonías (1 Reyes 1, 7-8;2, 35).

Ezequiel consideraba a los saduceos como libres de idolatría (Ezequiel 44, 15-16). Los saduceos sostuvieron el oficio de sumo sacerdote hasta 171 a.C.

Los saduceos fueron nombrados después de Sadoc y la comunidad de Qumrán buscó la restauración del sacerdocio de los saduceos.

Verso 6

Esdras, un escriba con destreza, era uno de los judíos posteriores que regresaron del cautiverio a Judea y Jerusalén.

Aunque hubo un gran regreso, descrito en Esdras capítulo 1 y 2, hay muchos que regresaron en los años siguientes.

Su nombre se mantiene en alto en la tradición judía, donde llegó a ser considerado como un segundo Moisés y de hecho fue él, más que cualquier otro hombre, quien selló Israel con su carácter durable como el pueblo de un libro.

Para nosotros un escriba suena como un secretario santo, alguien que simplemente escribe, esa no es la idea de la descripción de Esdras.

Para la cultura judía de ese tiempo, un escriba muy instruido era un experto en La Ley de Moisés, alguien quien era un abogado altamente entrenado en la Palabra de YEHOVAH DIOS.

En este caso es enfatizado por la palabra “instruido” o literalmente “rápido” (Salmo 45, 1), sugiriendo una rapidez de comprensión y facilidad de movimiento en medio de este material complejo, el cual era el fruto de un estudio devoto descrito en el verso 10.

Los escribas eran importantes e influyentes, se podría decir que tenían tres (3) deberes principales:

1. Conservar la Palabra de YEHOVAH DIOS.

2. Enseñar la Palabra de YEHOVAH DIOS.

3. Administrar la Palabra de YEHOVAH DIOS, en el sentido de interpretarla y aplicarla.

Para el tiempo de Yeshúa Ha Mashiaj ya había muchos escribas y eran respetados como abogados de la Ley de YEHOVAH DIOS entre los judíos de ese tiempo.

Sin embargo, habían degenerado grandemente de la idea original establecida por Esdras, tanto que se volvieron opositores activos de Yeshúa Ha Mashiaj, Su ministerio, Sus objetivos y de Sus reprensiones (Mateo 7, 29; Mateo 23).

Como mensajeros de la voluntad de YEHOVAH DIOS, tomaron el lugar de los Profetas, con esta diferencia, en vez de recibir nuevas revelaciones, ellos explicaban y aplicaban las viejas, de esta nueva orden, Esdras fue una vez el fundador y modelo.

De nuevo el favor de YEHOVAH DIOS hacia Jerusalén y el pueblo judío es evidente.

La gran generosidad del rey es por la mano de YEHOVAH su DIOS que estaba sobre Esdras.

Versos del 7 al 10

La llegada de Esdras a Jerusalén y su misión, se notan en estos versos, Esdras llegó a una ciudad que había sido repoblada por el pueblo judío por el exilio de hace 20 años aproximadamente.

Aunque la distancia directa entre Babilonia y Jerusalén es de 804 kilómetros aproximadamente, los viajeros tenían que atravesar 1.448 kilómetros, yendo sobre el río Éufrates y después hacia el sur.

Esdras acreditó su gran viaje durando 4 meses, a la buena mano de YEHOVAH DIOS por bendecirlo.

Aquí vemos una triple intención en Esdras, vino a inquirir, cumplir y enseñar la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Podemos decir que esta triple intención es esencial en cualquiera que quiere hacer un impacto en otros, con la Palabra de YEHOVAH DIOS.

· Primero, inquirir es estudiar la Ley de YEHOVAH DIOS. Esto significa que el impacto total de YEHOVAH DIOS este hecho por aquellos que escudriñan (inquieren) Su palabra y conviven con YEHOVAH DIOS en Su Palabra.

· Segundo, cumplirla que es obedecerla. Esto significa que el impacto total de YEHOVAH DIOS es hecho por aquellos que no solo son oyentes de la Palabra, sino que también son hacedores de la Palabra. Tiene que ser vivido, no solo conocido.

· Tercero, enseñar que es impartirla. Esto significa que el impacto total de YEHOVAH DIOS es hecho por aquellos que enseñan a otros.

Lo que se ha aprendido en la inquisición y en lo hecho, debe ser puesto en efecto por medio de la enseñanza de la Palabra.

Él prepara, él arregla, se propone y se determina, en su corazón, con todas sus facultades y afectos, para inquirir La Ley de YEHOVAH DIOS y para hacerlo por él mismo, para que pueda estar calificado para enseñar los estatutos y juicios a Israel.

Esdras había decidido estudiar y obedecer la Ley de YEHOVAH DIOS y enseñar sus decretos y ordenanzas al pueblo de Israel.

Versos del 11 al 16

El rey comisiona a ayudantes, una copia de la Ley y regalos para el Templo para que vayan con Esdras en su regreso a Jerusalén.

Esdras era sin duda mucho más que un secretario o copista glorificado. Era un versado altamente capacitado en la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Esto nos dice que Esdras no solo fue a Jerusalén, sino que fue enviado por Artajerjes para recopilar información para el rey y sus siete consejeros.

Con esto Artajerjes, esperaba alentar a otros a que fueran con Esdras, para incrementar la oportunidad de su éxito, para fortalecer la provincia de Judá.

Artajerjes también autorizó dar muchos regalos de plata y oro al Templo, con las ofrendas voluntarias del pueblo y de los sacerdotes.

Versos del 17 al 22

Provisión para el Templo y los gastos de los sacrificios en estos versos se explican.

Esdras llevó con él dinero del gobierno, estaba destinado a promover a los intereses de Artajerjes. Este dinero era para comprar animales para los sacrificios y la promoción del culto del Templo, en el Templo reconstruido en Jerusalén.

Esdras fue mandado a ser diligente, pero también se le da libertad para tomar sus propias decisiones en gastar el dinero que se le dio de la mejor manera.

Artajerjes era muy generoso con Esdras y la obra en Jerusalén, dejándolo que retirara de los tesoros del rey lo que necesitara.

Un “talento” en el Sistema sexagesimal babilónico era 60 minas, con una mina valiendo 60 siclos.

Un talento pesaba aproximadamente 34 kilogramos. Cien talentos era una suma enorme, alrededor de 3.4 toneladas de plata (3.400 kilos).

Esta cantidad, sumada con un talento de oro, fue el tributo que Faraón Nekó impuso en Judá (2 Reyes 23, 33).

Verso 23

El motivo de Artajerjes, lo vemos en este verso, en todo esto, vemos que Artajerjes se esforzó mucho para promover las operaciones del Templo en Jerusalén.

Esto demuestra el motivo de Artajerjes como otros monarcas del Imperio Persa, quería aplacar a los dioses de los pueblos y el territorio que habían conquistado, él creía que era bueno y seguro que su reino hiciera esta política.

Versos del 24 al 26

Para promover el trabajo en el Templo en Jerusalén, Artajerjes mandó que los sacerdotes y otros trabajadores del Templo se les diera exención de impuestos.

Dio a Esdras una autoridad significativa en la administración civil de la provincia, la región del otro lado del río, le dio la autoridad para enseñar a la generación de exiliados que regresaron.

También le dio autoridad de castigar a aquellos que no cumpliere la Ley de su YEHOVAH DIOS y la ley del rey.

Los versos posteriores demuestran que Esdras, era principalmente un sacerdote y erudito y no un administrador.

Igualmente, tenía la certeza que YEHOVAH DIOS lo había llamado, le daba a Esdras el coraje y fuerza para emprender esta gran tarea.

Versos del 27 al 28

Esdras sabía que tal generosidad, amplio apoyo y autoridad solo podía ser llevado a cabo por YEHOVAH DIOS, quien puso tal cosa en el corazón del rey.

Como YEHOVAH DIOS había movido el corazón de Darío (Esdras 6, 1-12), vemos que YEHOVAH DIOS también movió el corazón de Artajerjes.

“Como los repartimientos de las aguas, así está el corazón del rey en la mano de YEHOVAH DIOS, a todo lo que quiere lo inclina” (Proverbios 21, 1).

Esdras era fortalecido, por la mano de YEHOVAH DIOS, no tanto por el apoyo del rey, sino porque era evidencia clara del apoyo y bendición de YEHOVAH DIOS.

1 comentario en «Esdras Capítulo 7»

  1. Muy claro está que las cosas del impío pasan hacer del justo. Ya que hasta 3.300 kg de plata se le dió a Esdras para llevarlo a YEHOVAH y pudiesen comprar lo que hacía falta para los holocausto al Señor y enseñar a cada uno de los miembros del pueblo de Jerusalén. Yehovah es fiel

    Responder

Deja un comentario