Mosqueteros de Yehovah

Deuteronomio Capítulo 26

Versos del 1 al 4

La Tierra Prometida estaba justamente al cruzar el Río Jordán y a pesar de tener obstáculos tremendos, tales como el aumento del Río Jordán por las inundaciones de la primavera y los fuertes ejércitos de los cananeos, aun así YEHOVAH DIOS les aseguró que entrarían en la tierra.

Números 18, 12 habla acerca de las primicias que deben ser entregadas regularmente al Sacerdote, pero las primicias descritas en Deuteronomio 26 parece ser una ofrenda especial de primicias, de la primera cosecha que tengan en la Tierra Prometida.

Dar las primicias obviamente honraba a YEHOVAH DIOS, porque daba al Altísimo la primera porción, antes de usar cualquier parte para sí mismo.

Versos del 5 al 10

Esta maravillosa confesión de gratitud le hizo recordar al pueblo de Israel el tiempo de Jacob y su familia en la tierra de Canaán, hasta el momento en que la familia fue a Egipto y a la liberación del éxodo hacia la Tierra Prometida.

Israel pasó unos cuatrocientos (400) años en Egipto. Sin embargo, en el transcurso del Plan Eterno de YEHOVAH DIOS, no fue más que una pequeña temporada.

Muchas veces nos podemos enfocar tanto en nuestro tiempo de prueba y miseria, que pensamos que esto define toda nuestra vida, YEHOVAH DIOS vio la experiencia de Israel en Egipto como una pequeña temporada.

Esta es la razón principal por la cual YEHOVAH DIOS envió a Jacob y a su familia por una pequeña temporada a Egipto.

Cuando vivieron en Canaán, había un gran riesgo de que la familia se integrara a los pueblos malvados y paganos de su alrededor.

Para prevenir esto y para permitir que el pueblo creciera, YEHOVAH DIOS les envió a Egipto, era una sociedad muy racista y no interactuaría con Israel.

Por lo tanto, siendo pocos hombres iban creciendo hasta llegar a ser una nación grande, fuerte y numerosa.

Esta entrega inicial de las primicias cuando Israel llegó a la Tierra Prometida, era la manera apropiada de decir “Gracias” al Altísimo.

Esta entrega y cualquier cosa que damos con el corazón correcto, es una manera apropiada de adorar delante de YEHOVAH DIOS.

Verso 11

Cuando recibimos de YEHOVAH DIOS y le damos algo de regreso, nos alegra. Es la respuesta apropiada de una actitud de agradecimiento hacia su Creador, quien le ha dado todas las cosas buenas.

Versos del 12 al 15

El diezmar era requerido de Israel cada año, pero cada año tercero, el diezmo no solamente se daba a los levitas por su apoyo como de ordenó en Números 18, 21-24, sino que también tenía que ser compartido al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, comerían en sus aldeas y se saciarían.

La oración descrita aquí demuestra que diezmar se hace con un corazón correcto. YEHOVAH DIOS no solamente quiere que demos, sino que demos con un corazón contento.

Dar correctamente se hace de acuerdo a la Palabra de YEHOVAH DIOS, conforme a todo lo que me ha mandado.

Dar correctamente se hace en el contexto de una vida entera de Obediencia, «no he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos.

No he comido de ello en mi luto, ni he gastado de ello, es dar genuina y correctamente separar lo que realmente debe darse al Altísimo».

Dar correctamente no es dar de manera supersticiosa, depositar comida en la tumba con el cadáver era una práctica común entre los egipcios y cananeos, era lo que los israelitas no debían emular.

Mira desde tu morada Santa, desde el cielo y Bendice a tu pueblo, es dar correctamente y se hace con la expectativa de ser Bendecido.

Verso 16

Deuteronomio 4, 1 comienza esta sección larga con las palabras, ahora, oh Israel, oye los estatutos y decretos que te enseño, para que los ejecutes.

Desde el Deuteronomio capítulo 4 al 26, Moisés le ha recordado a Israel los mandatos de YEHOVAH DIOS. Ahora los ha exhortado para que cumplan los mandatos.

Siempre necesitamos ser instruidos con referencia a la Palabra de YEHOVAH DIOS, necesitamos ser animados para  ponerla en práctica, el desafío para la mayoría de los cristianos es pasar a poner por obra la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Verso 17

Israel debía proclamar dos cosas. Primero, era Amar a YEHOVAH quien es DIOS Único. Segundo, que debían andar en sus caminos y guardar sus estatutos.

Las dos juntas, porque la identidad de nuestro Padre creador siempre se demuestra por nuestras acciones de obediencia.

Versos del 18 al 19

La Obediencia de Israel hacia YEHOVAH DIOS sería más que recompensada.

YEHOVAH DIOS, prometió que exaltaría a un Israel Obediente, los exaltará sobre todas las naciones que hizo, para fama y gloria.

Deja un comentario