Mosqueteros de Yehovah

Deuteronomio Capítulo 16

Versos del 1 al 2

En la primera “Pascua”, cada familia de Israel sacrificaban el cordero de “Pascua” en sus hogares.

Sin embargo, cuando Israel llegó a la Tierra Prometida, el sacrificio se tenía que hacer en el Tabernáculo y posteriormente en el templo.

Éxodo 12 describe la primera “Pascua”, cuando Israel fue liberado de Egipto y YEHOVAH DIOS envió su juicio sobre los primogénitos de Egipto.

El Altísimo pasó por encima de los hogares quienes por obediencia habían sacrificado al cordero y aplicaron la sangre sobre los marcos de las puertas de su casa.

Proféticamente, la fiesta de la “Pascua” claramente representa a Yeshúa Ha Mashiaj como nuestra “Pascua” (1 Corintios 5, 7).

“El Cordero de YEHOVAH DIOS que fue sacrificado, cuya sangre fue recibida y aplicada, para que la ira de YEHOVAH DIOS pasara por encima de nosotros”.

Versos del 3 al 4

Para la primera “Pascua”, el pan sin levadura era una necesidad práctica, ya que se fueron de Egipto con tanta prisa que no permitieron que la masa se esponjara.

Sin embargo, la Fiesta de los “Panes Sin Levadura”, después de la “Pascua”, continuaba siendo importante.

La levadura era la imagen del pecado y corrupción, por la manera en la que un poco de levadura tenía gran influencia sobre toda la masa.

Así mismo, por la manera en que la levadura “leuda” a la masa, como el orgullo y el pecado nos “infla”.

Significativamente, YEHOVAH DIOS los llamó a caminar sin levadura después de ser liberados de Egipto por primera vez, simbólicamente, eran llamados a caminar de una manera pura con YEHOVAH DIOS.

La pureza de la Fiesta de los “Panes Sin Levadura” seguía después de la liberación de sangre de la “Pascua”, solamente podemos caminar en pureza delante de YEHOVAH DIOS, después de haber sido liberados por la sangre en la cruz.

Proféticamente, la Fiesta de los “Panes Sin Levadura” se relaciona al tiempo en que Yeshúa Ha Mashiaj fue sepultado, después de su sacrificio perfecto y sin pecado sobre la cruz, durante el cual Él fue recibido por YEHOVAH DIOS Padre como “Santo y completo”.

“El Santo no verá corrupción” Hechos 2, 27, logrando perfectamente nuestra Salvación.

Podemos considerar el entierro o sepultura de Yeshúa como algo pequeño, dentro del Plan redentor de YEHOVAH DIOS, parte esencial en el evangelio de Pablo.

“Porque primeramente les he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, ¡conforme a las Escrituras!” (1 Corintios 15, 3-4).

Versos del 5 al 8

Es el reglamento para celebrar las Fiestas de los “Panes sin Levadura”, siendo realmente la noche del quince (15) de Aviv, cuando se come el cordero, dicha celebración incluye vigilia, de hecho, menciona el no volver a casa hasta el día siguiente.

Son solemnidades no laborables, el primero y el ultimo día de la Fiesta.

Versos del 9 al 10

Las Fiestas de las “Semanas o Pentecostés”, era una Fiesta asociada con el gozo de las cosechas, un tiempo durante el cual los israelitas entregaban una ofrenda voluntaria a YEHOVAH DIOS, como demostración de la gratitud de sus corazones.

Versos del 11 al 12

No se pedía ningún ritual de sacrificio en el “Pentecostés”. Sino que era un tiempo de dar gracias y tener gozo por las cosechas y responderle de todo corazón a YEHOVAH DIOS.

El gozo del “Pentecostés” se intensificaba, al recordar la esclavitud de la cual Israel había escapado.

Levítico 23, 15-21 describe cómo en las Fiestas del “Pentecostés”, Israel tenía que celebrar trayendo una ofrenda de grano al Altísimo y sacudiendo dos panes con levadura delante del Señor.

Proféticamente, esta es una imagen poderosa de la obra del Señor en el nuevo Pacto, el cual se cumplió en el día de “Pentecostés” en Hechos 2.

No era necesario un sacrificio expiatorio, porque el precio ya se había pagado por Yeshúa Ha Mashiaj.

Había una gran cosecha para YEHOVAH DIOS y muchas gratificaciones por esa cosecha.

La respuesta a YEHOVAH DIOS por el día de “Pentecostés”, no se hacía por obligación o cumplimiento de una ley específica, era la respuesta de un corazón lleno de gozo de su pueblo para con YEHOVAH DIOS.

La iglesia, fundada en día de “Pentecostés”, incluía el “Pan con Levadura” aquí la levadura representa al Espíritu de la Ley.

Se demostraba gran Santidad en la Ekklesia delante de YEHOVAH DIOS, hecha Santa por la obra de Yeshúa Ha Mashiaj, puesto que Él es quien nos hereda al Ruaj Hakodesh.

Versos del 13 al 15

Esto debía pasar en el día quince (15) del mes judío séptimo (en el calendario ceremonial judío).

La “Fiesta de los Tabernáculos” era un tiempo de regocijo por la liberación de YEHOVAH DIOS y provisión para Israel durante su tiempo de vagar por el desierto.

Un tiempo en el que están en la Tierra Prometida, ven hacia atrás todo lo que YEHOVAH DIOS había hecho para liberar y proveer, durante los momentos difíciles en el desierto.

Levítico 23, 39 dice que el primer y octavo día de la Fiesta será de reposo. La Fiesta de los Tabernáculos comenzaba y terminaba en reposo, todo se trataba de celebrar, descansar y refrescarse, recordando lo que YEHOVAH DIOS había hecho.

Aquí vemos el bien social, que YEHOVAH DIOS tenía en mente con respecto al día de reposo y a la Fiesta de los “Tabernáculos”, en otras culturas antiguas, no había día de descanso, ni festivos.

YEHOVAH DIOS, demanda tanto días festivos como “vacaciones”, ¡todo centrado en ÉL!.

Proféticamente, la fiesta de los “Tabernáculos” habla del reposo milenial de YEHOVAH DIOS para Israel y para todo su pueblo, se trata de la paz y el reposo, desde el principio hasta el final.

La Biblia detalla que la Fiesta de los “Tabernáculos” será celebrada durante el milenio (Zacarías 14, 16-19).

Versos del 16 al 17

Estas solo eran cuatro, contando la Fiesta de los “Panes sin Levadura” como una Fiesta por separado, de las siete Fiestas de Israel.

No mencionadas en este capítulo están las Fiestas de las “Trompetas”, de las “Primicias” y del día de “Expiación”.

Sin embargo, las Fiestas mencionadas en este capítulo eran las Fiestas más importantes de Israel y cada hombre judío tenía que ir al Tabernáculo y posteriormente al templo, para celebrar estas Fiestas con toda la nación de Israel.

Yeshúa fue obediente a este mandato, Él viajó de Galilea a Jerusalén para estar en estas Fiestas (Lucas 2, 41; Juan 7, 2.10).

Versos del 18 al 20

YEHOVAH DIOS sabía la importancia de tener jueces justos y oficiales para una nación.

Por lo tanto, ordenó que no tuerzan el derecho, ni hagan acepción de personas, ni tomen soborno, ellos debían seguir la justicia.

Un juez tiene la responsabilidad de ejercer la justicia.

Versos del 21 al 22

No plantarás tronco sagrado ni árbol alguno cerca del altar (diabólico), tales “tótems” significa objeto natural o animal mitológico sagrado, eran comunes entre los cananeos.

Israel quizás fue tentado en ser “tolerante” al añadir tales artículos a su adoración a YEHOVAH DIOS de Israel.

El TODOPODEROSO no quería, ni tenía nada que ver con eso, dice que es “abominación”, por lo cual lo aborrece totalmente.

Deja un comentario