Mosqueteros de Yehovah

Daniel Capítulo 3

Versos del 1 al 100

Nabucodonosor deliberadamente hizo una estatua de oro en su totalidad, para decir que el día de su reinado y autoridad jamás terminaría en contradicción al plan de YEHOVAH Dios (vs 1-3).

La estatua de oro era más como un obelisco estilizado que una estatua normal, al ser de 90 pies (30 metros) de alto y 9 pies (3 metros) de ancho.

Nabucodonosor no era un hombre que permitiera que los que quebrantaba la ley se fueran sin castigo (vs 4-6).

No importa lo valientes que fueron Sadrac, Mesac y Abed-Nego, el enfrentar la ira de un rey era aun muy intimidante (vs 19-23) y a pesar de la intensa intimidación, los varones se mantuvieron con valor en su confesión de Fe.

Nabucodonosor también observó que los cuatro hombres estaban sueltos en el fuego, que únicamente quemó las cuerdas que les ataban.

Vs 26-27 La prueba no tuvo poder alguno sobre este hombre porque ellos estaban totalmente sometidos al poder y voluntad de Dios.

Antes del tiempo de Yeshúa, ellos sabían la verdad de la promesa del Mesías, En el mundo tendrán aflicción; pero confíen en mí, yo he vencido al mundo (Juan 16, 33).

Nabucodonosor le dio la gloria a YEHOVAH DIOS, pero él no reconoció que el gran YEHOVAH no era su Dios.

YEHOVAH aún era el Dios de estos tres varones valientes (vs 95).

YEHOVAH de los Hebreos, el Dios de ellos, de Sadrac, Mesac y Abed-nego.

YEHOVAH que envía un Salvador, que envió su ángel.

YEHVOAH de gran poder, libró a sus siervos.

YEHOVAH digno de confiar, que confiaron en él.

YEHOVAH digno de completa sumisión, no cumplieron el edicto del rey, y entregaron sus cuerpos.

YEHOVAH que demanda una lealtad exclusiva, antes que servir y adorar a otro dios que su Dios.

Vs 96 Al ver a YEHOVAH obrando en la vida de Su pueblo fue un testimonio extremadamente efectivo para Nabucodonosor.

Deja un comentario