Mosqueteros de Yehovah

7. Las Fiestas del Señor Tabernáculo o Yom Sukkot

Día de la Tienda, Día de la Enramada o Día de las Chozas

La Festividad de Tabernáculo o en hebreo “Sukkot”, del plural Suca también conocido como el Festival de las Enramadas, se le denomina también Festival de los Refugios, en inicio de tiempos bíblicos se le llamaba la Fiesta de la Cosecha Final o el Festival de la Recolección.

Éxodo 23, 14-17 La ciega de la recolección final, siendo la uva el último fruto de los árboles que se recolecta.

Levítico 23, 1-2 Santidad de las Fiestas de Yehovah, no son las fiestas de los judíos ni de Israel, sino las de YEHOVAH donde Su Nombre, Grandeza, Poder y Supremacía son celebrados.

Levítico 23, 33-44 Fiesta de las Chozas, donde es un día de descanso. La Fiesta de Tabernáculo tienes 2 Shabbat obligados de descanso pleno, en el día 1ro y en el día 8vo.

Deuteronomio 16, 13-15 era la orden de Yehovah para practicar las Fiestas luego de salir del desierto en la tierra prometida.

Romanos 11,  16-24.

Si nosotros fuimos injertados al olivo de Israel a través de Yeshúa Ha Mashiaj, se cumple la promesa a Abraham que todas las razas de la tierra serán benditas, fuimos injertados por la Fe al olivo verdadero que plantó Yehovah, se nos exige también celebrar Sus Fiestas, por eso debemos asumir la Cultura del Reino y no la cultura de Israel o algún territorio, son las Fiestas de Yehovah de convocación eterna para siempre y lo hacemos porque está escrito en la Palabra porque Yehovah vive.

Nehemías 8, 2 Las Fiestas de otoño vuelven con Esdras y Nehemías cumpliéndolas por un mandato escrito en la Ley y no por tradición.

Nehemías 8, 14-18.

No festejaban la Fiestas desde los tiempos de José, al volver a la ley buscaban cumplir con las Fiestas y colocaron chozas en el territorio de Efraím creyendo que volverían a celebrar las Fiestas de Yehovah, y esos somos nosotros que ahora volvemos a cumplir la Cultura del Reino.

Esta Fiesta hace memoria que todo el pueblo de Israel fue sacado de Egipto para vivir en «casas temporales», casa frágil que hace ver que el único refugio verdadero es Yehovah, estando a la intemperie del desierto el Señor es quien los protegía.

El sentido es saber que estamos en las manos del Señor y no es la seguridad que nosotros mismo podemos costearnos, damos gracias de que estamos y dependemos de la mano y la fuerza de Yehovah (Salmo 127, 1).

NOTA. Deben elegir un lugar en la casa donde todos puedan pernotar y pasar el tiempo de reposo todos los días juntos. Los días de descanso total son el 1ro y el 8vo, el resto de los días se hacen las actividades cotidianas.

Génesis 33, 17 La Fiesta establecida antes de entregarlas a Moisés.

Es un cambio drástico desde la Fiesta más solemne del año en Yom Kippur que es un día de conmoción, juicio, sangre y muerte, hasta la Fiesta de Tabernáculo la mas gozosa del año, a diferencia de la Fiesta de Trompetas que tiene gozo y tristeza.

La Fiesta de Sukkot conmemora la primera construcción de Tabernáculo en el desierto donde habitaba temporalmente el espíritu de Yehovah.

Éxodo 25, 1-9 el Santuario del Señor en medio del desierto fue la Tienda de las Citas, un tabernáculo movible que se armaba y desarmaba como una tienda temporal.

La Fiesta de Sukkot es la séptima Fiesta de las siete (7) fiestas, es el séptimo mes, durante la séptima luna llena en el año y se celebra por siete días.

Cada día representa un (1) milenio desde la creación de Adán, estamos cerrando el sexto milenio el que no está atento no entra, como seres de luz y del día estamos conscientes de los tiempos, en inicio de séptimo milenio es el Gobierno Milenial de Yeshua ha Mashiaj sobre la tierra, culminado el séptimo milenio viene el octavo milenio donde se inicia el Reino Definitivo, donde cielo y tierra son renovados, Génesis 1, 1 es un nuevo comienzo con cielo nuevo y nueva tierra, porque el número ocho (8) significa nuevo comienzo.

Durante la Fiesta setenta (70) novillos eran sacrificados, porque para este momento en que se instituyó la Fiesta se totalizaban setenta (70) naciones en el planeta tierra.

Es decir, que en la Fiesta de Tabernáculo los Israelitas entendían que la dispensación de la salvación otorgada por Yehovah era para todas las naciones de la tierra, celebrándose después de la cosecha de todos los granos, frutos y hasta después de pisar las uvas para confeccionar el vino.

Entre la Fiesta de Pentecostés y Fiesta de Trompeta se da el rapto, mostrándose la separación total de los justos y los injustos en Pentecostés, presentándose Yeshúa buscando la novia en Trompeta (luna nueva, noche oscura) con el mayor rapto.

Parte de la Ekklesía y los invitados se quedan durante la tribulación de los diez (10) días y son tomados al final de estos días, finalizando la Ira del Señor con el día número diez en Fiesta de Expiación que es el “Juicio Final” en el mundo con el aplastamiento de los impíos por los pies de Yeshúa, donde la sangre es derramada como la del zumo de la uva cuando es aplastada con los pies para la confección del vino, además es la distribución en el Reino de los Cielos en la posición por el libro de la vida y de las obras.

En Sukkot es la vida nueva y sencilla, nos recuerda que Yehovah es nuestro refugio y sustentador de la vida en los tiempos difíciles.

Salmo 118, 1 Esto lo dice todo el que está alegre entrando a la Fiesta de Bodas que ha recibido rescate en la tribulación, el verso 8 del salmo es la mitad de la Biblia, este es un salmo que se canta el día primero y octavo.

Los Salmos Hiliel se deben meditar diariamente durante la Fiesta de Tabernáculo desde 113-118.

Tradiciones para Tabernáculo

Solían agitar un bouquet (lulavs en hebreo) con hojas de palmas, milto y ramas de sauces (Levítico 23, 40-41).

Colocaban las personas en los 4 puntos cardinales y comenzaban a batir el bouquet indicando con esto que “Yehovah era el Señor de toda la tierra”, recitando los salmos Hilel durante los días de la Fiesta.

Festividad de Tabernáculo

1. Ceremonia de libación o ceremonia de verter el agua

Algunos siglos antes de Cristo se fortaleció una tradición judía durante los ocho (8) días de la Festividad de Tabernáculo, recordemos que Jerusalén se llenaba de peregrinos que iban a la ciudad para celebrar la festividad y construir sus refugios temporales.

Deuteronomio 16, 16-17.

Cada día de la festividad comenzando el 15 del mes septimo se preparaba el sacrificio de la mañana, un sacerdote acompañado en la procesión de alegres peregrinos de todo Israel salían del templo con músicas de alabanzas y bajaban rumbo al estanque de Siloé, el mismo estanque de Juan 9, 7 donde Yeshúa a sanó al ciego.

Allí llenaban con agua un cántaro de oro y lo llevaban de regreso al templo, al sacerdote se le llamaba el Siloé, es decir, el enviado del cielo (templo) en la parte mas alta de Jerusalén al Siloé (la tierra) la parte mas baja, siendo esto una imagen de Yeshúa quien fue enviado por el Padre a descender y ascender.

Proverbios 30, 4 es una profecía acerca de Yeshúa.

Al mismo tiempo que la procesión salió rumbo a Siloé otra salía al Valle de Cedrón y traían ramas de sauce, estas ramas las ataban a los lados el altar, doblándolas para formar toldos de ramas, luego ofrecían el sacrificio matutino mientras los levitas cantaban los Salmos del 115 al 118, tal como lo hacían también en la Festividad de la Pascua y Pentecostés.

El sacerdote que había partido rumbo a Siloé sincronizaba su regreso para reunirse con los demás sacerdotes que llevaban su sacrificio al altar, cuando la procesión se había unificado eran guiados por un músico flautista, cuyo nombre es «El que atravesaron» (según ellos porque es un tubo con hueco y lo que se está describiendo es al Mesías).

Cuando el sacerdote llegaba a la Puerta de las Aguas se escuchaban 3 toques de trompetas que lo recibían con alegría, mientras que los peregrinos gritaban a coro (Isaías 12, 3).

Otra referencia que apunta a Yeshúa es que el agua en el estanque de Siloé eran llamadas las Aguas de Salvación literalmente es Aguas de Yeshúa.

Isaías 12, 2-3; Éxodo 17, 6-7; Salmo 78, 15-16; 1 Corintios 10, 4 la libación del agua todo es sobre Yeshúa Ha Mashiaj, es decir, todas las Fiestas son para Yeshúa ha Mashiaj.

Mientras que ellos batían las lulavs o bouquets el sacerdote con el cántaro de oro subía los escalones hacia el altar junto con otro sacerdote que llevaba un cántaro de plata con vino para la ofrenda líquida, ambos daban una vuelta al altar y vertían sus ofrendas de agua y vino respectivamente, en dos (2) tazones de plata, dado que esta fiesta también se llama el Festival de la Recolección.

El uso del agua simboliza la bendición de recibir la lluvia necesaria para las cosechas (Isaías 44, 3-4).

El agua representa la anticipación a la venida del Espíritu Santo, el cántaro de oro es la Gloria de Yehovah, el tazón de plata simboliza pureza y rectitud del pueblo y el vino representa la sangre o vida, los 2 chorros de agua y vino son símbolos de la salvación dados por el cuerpo y el espíritu de Cristo.

Es la imagen de la redención de Yehovah a través del derramamiento del Espíritu Santo cuando Yeshúa a fue atravesado en la cruz y sangre y agua salieron de su costado (Juan 19, 34).

Los sacerdotes hacían esto cada día de la Fiesta durante los primeros 7 días ofreciéndose en este lapso un total de setenta (70) toros, catorce (14) carneros, noventa y seis (96) corderos y siete (7) machos cabríos.

El octavo día era el punto máximo de la celebración llamado el Gran Hosanna en hebreo Hoshana Rabá, en este gran días daban siete (7) vueltas al altar mientras el pueblo gritaba «Hoshana Rabá» que quiere decir «Sálvanos ahora».

2. Jesucristo acude a Jerusalén en Fiesta de Tabernáculo

Juan 7, 1-5 es un error decir la fiesta de los judíos, porque son Las Fiestas de Yehovah.

Juan 7, 6-8 Yeshúa utiliza el verbo todavía  porque demuestra que aún no era su hora, dejó pasar los 7 días de la Fiesta y Él se presenta al 8vo día.

Juan 7, 9-10 Jesús se presenta en Jerusalén

Juan 7, 37-38 Imaginen el octavo día de la. Fiesta de Tabernáculo en el templo, luego de que los sacerdotes y el pueblo traían el agua y el vino cumplían con el rito de la libación en las 7 vueltas al altar, mientras todos decían «Hoshana Rabá» o «Sálvanos ahora» y Yeshúa se plantó en medio del templo y exclamó «Si alguno tiene sed, vengan a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva».

Lo hace delante de ellos, dando respuesta instantánea a sus oraciones y aclamaciones, interrumpiendo la ceremonia el Mesías se declara así mismo «Yo soy la redención y la salvación», pero no lo reconocieron como el Mesías.

Yeshúa es la verdadera esperanza de la Fiesta de Tabernáculo.

Isaías 58, 11.

Los eruditos hebreos dicen que cuando el agua cae sobre la tierra, el agua cae y llega hasta donde está la semilla rodeándola, y que del agua sale una orden de Yehovah que le dice a la semilla «Hey tu, crece y fructifica» el agua le habla a la semilla, como dice Isaías 55, 10-11 El agua es el vehículo que usa Yehovah para impartir su palabra a toda la creación.

Zacarías 13, 1 refiriéndose a Yeshúa en el poder de su sangre. Además habla del Reino milenial.

Zacarías 14, 16-21 La Fiesta de Tabernáculo se celebra en el tiempo de la gracia y luego se va a seguir celebrando en el Reino Milenial.

Hay 2 tipos de agua: El agua viva es la que viene de lluvia, de río que siempre está corriendo. El agua muerta es el agua de pozo, estancada que no corre.

Este último día de la Fiesta, la respuesta de las multitudes cuando Yeshúa habla en medio del templo son similares a la actualidad:

En el primer grupo están las personas creyentes: automáticamente reconocieron a Yeshúa como el Mesía (Juan 7, 40-41a).

En el segundo grupo son los incrédulos: dicen conocer las escrituras pero no toman el tiempo para tener comunión con Yeshúa para darse cuenta que efectivamente había nacido en Belén, (Juan 7, 41b-43).

El tercer grupo de persona son hostiles con Yeshúa y a su mensaje de salvación: estos son los que de una los quieren encarcelar (Juan 7, 44).

El cuarto grupo se encontraba los confundidos: no sabían que pensar (Juan 7, 45-46).

¿Con cuál de estos grupos te identificas?

3. La iluminación del Templo en Tabernáculo

Desde el primer día de la Fiesta de Tabernáculo, después de la ceremonia de verter el agua y el vino al anochecer se colocaban cuatro (4) candelabros dorados enormes en el Atrio del templo, o también conocido como el Atrio de las Mujeres, donde se localizaba la tesorería del templo.

La vela de los candelabros medían casi veintitrés (23) metros de altura, cada candelabro tenía cuatro (4) enormes lámparas con cuatro (4) tazones dorados llenos cada uno de cinco (5) galones de aceite de olivo y una escalera recargada en cada candelabro, allí subían hombres jóvenes los hijos de los sacerdotes con cántaros con aceites para mantenerlas encendidas (Salmo 134, 1-2).

La luz de estas lámparas iluminaba todo Jerusalén y alrededor de ellas bailaban jubilosamente hombre con antorchas encendidas, cantando himnos y alabanzas a Yehovah (Salmo 122, 1-4).

Una orquesta de levitas se colocaban en los 15 escalones que conducían al atrio, correspondientes a los quince (15) salmos de grados o pasos que son del Salmo 120 al 124 «ascensos».

Ellos tocaban músicas y cantaban canciones con arpas, liras, platillos, trompetas y otros instrumentos musicales, tantos los bailes como la música eran hasta el amanecer (Talmud Suca pag 51-53), Salmo 132, 9.

Todo esto se centraba en la Puerta de la Tesorería donde hombres y mujeres se acercaban a dejar sus ofrendas en el templo.

Las columnas de fuego de los candelabros hacía memoria del fuego de Yehovah que los protegía de noche durante el desierto, representaba la presencia, la dirección y la protección de Yehovah.

En este contexto de la celebración Yeshúa seguía en el templo durante la Fiesta, se dirigió a las multitudes y proclamó Juan 8, 12, Jesús utilizó esta celebración en la escena con las enormes lámparas para mostrarse delante de las multitudes como la luz del mundo (Salmo 119, 105).

Número 29, 25 Describe proféticamente el octavo día es el día descanso, la plenitud de los tiempos, cuando haya un nuevo cielo y una nueva tierra en Reino Eterno, el día de renovación donde fuimos renovados en Yeshua ha Mashiaj.

Isaías 65, 17; Isaías 60, 19; Apocalipsis 21, 23-24 La luz o el conocimiento de Yehovah reposan en Yeshúa ha Mashiaj y en su Santo Espíritu, y a medida que la consumación de los tiempos la sabiduría se irá esparciendo inundando toda la tierra con la Gloria de Yehovah, hasta el punto máximo en el Reino Definitivo cuando ya no habrán fases de oscuridad porque la Gloria de Yehovah lo ilumina todo, todos los días del año.

La Fiesta de Tabernáculos culmina el Plan de Redención, dando testimonio de que Yehovah mismo es la fuentes de todas las bendiciones que gozamos.

1 Juan 1, 6 La fiesta de Tabernáculos es una invitación para todos los justos a caminar a la luz de la Palabra para que las obras excelsas de Yehovah sean hechas a plena luz en orbe terrestres.

Es el tiempo para que el justo asuma con valentía las limitaciones del carácter que designa el ser hijos del Altísimo, por tanto somos llamados a ser antorchas encendidas cuyo fuego es sustentado por el Espíritu Santo en nosotros, con la tarea de alentar al prójimo a que acepten la invitación a la justificación por la sangre de Yeshúa ha Mashiaj.

De está manera sea extendida sobre ellos la invitación a participar de las Bodas del Cordero en el Tabernáculo Eterno de la Nueva Jerusalén, que baja de junto a Yehovah y donde la novia y los invitados se regocijan en presencia del Rey de Reyes y Señor de Señores.

 FELIZ FIESTA DE TABERNÁCULOS. AMÉN.

*Desde Día de la Fiesta de Trompetas es la boda.

*3 días de la boda de la Novia con el Cordero.

*7 días de la consumación con la Novia.

*10 día es el juicio en la Tierra y la distribución de las posiciones en el Reino de los Cielo.

Deja un comentario