Mosqueteros de Yehovah

2 Reyes Capítulo 1

Versos del 1 al 2

El reino de Ajab, fue un desastre espiritual para el reino del norte, pero fue un tiempo de seguridad política y prosperidad económica.

Después de su muerte el reino de Moab, encontró una buena oportunidad para liberarse del dominio de Israel.

Su tierra estaba inmediatamente al Este del Mar Muerto y compartía una frontera indefinida con Israel al norte, aproximadamente en el punto donde el Rio Jordán desemboca en el Mar Muerto.

Moab, había estado bajo el dominio Israelita desde los días de David (2 de Samuel 8, 2; 8, 11-12). Esta rebelión de Moab en los días de Ocozías, es significativa en la decadencia del poder de Israel y el juicio de YEHOVAH DIOS.

Esta ciertamente fue una crisis inesperada. Tales accidentes le ocurren tanto a reyes como a súbditos.

El rey aparentemente se inclinó contra la ventana de madera y se cayó desde el balcón del segundo piso, hasta el piso de abajo.

Ocozías mostró, que era un verdadero adorador de Baalcebub, porque se volvió a este dios en su tiempo de necesidad.

Esto podría sugerir, que Baalcebub era un dios que protegía de las plagas, provocadas por las moscas. Hay numerosas referencias a “dioses mosca” en la literatura clásica.

Versos del 3 al 4

Hay pocas dudas de que el rey Ocozías creía que YEHOVAH DIOS vivía, pero vivía como si no hubiera DIOS en Israel.

Era un ateo práctico y la forma en que buscó a Baalcebub, en vez de a YEHOVAH DIOS lo demostró.

Ocozías no buscó ayuda en YEHOVAH DIOS, por lo tanto, no obtendría verdadera ayuda.

En vez de eso, esta sería una ocasión para que YEHOVAH DIOS, envíe un mensaje de juicio al rey Ocozías.

Versos del 5 al 8

Aunque habían ido a buscar palabra de los sacerdotes paganos de Baalcebub, el mensaje de Elías los persuadió tanto, que no siguieron adelante con su misión original.

Ocozías claramente sospechaba, que era el profeta Elías quien había dado este mensaje. Sus sospechas fueron confirmadas, cuando el profeta fue descrito como un hombre que tenía vestido de pelo y ceñía sus lomos con un cinturón de cuero.

Las palabras Hebreas traducidas como “vestido de pelo” literalmente significa, “poseedor de pelo”. Esta descripción probablemente se refiere a las pieles peludas de animales, que vestía alrededor de su cintura atadas con un cinto de cuero.

Versos del 9 al 10

Estos eran bastantes hombres para capturar a un profeta. Evidentemente, Ocozías envió a más hombres de lo que normalmente se requería de uno a lo sumo 2 mensajeros.

El capitán aquí admitió la virtud de Elías cuando lo llamó “Hombre de YEHOVAH DIOS”. Por lo tanto, estuvieron mal al hacer esto, incluso si eran ordenes de su rey.

La Biblia claramente enseña, que le debemos sumisión al gobierno y a las autoridades del gobierno (Romanos 13,1-2).

Sin embargo, en el ámbito humano, la orden Bíblica de someterse nunca es absoluta, sino que siempre está condicionada, por la responsabilidad más grade de someterse a YEHOVAH DIOS (Hechos 5, 29).

Este comandante debió haberse resistido a la orden impía e inmoral del rey Ocozías y mejor obedecer a YEHOVAH DIOS. Sus cincuenta hombres debieron haberse negado obedecer la impía e inmoral orden de su capitán.

Elías puso el asunto en completo contraste. Si él realmente era un hombre de YEHOVAH DIOS, entonces el capitán y sus hombres estaban en una misión impía e inmoral.

Como Elías no podía hacer que descendiera fuego del cielo sin aprobación divina, le pidió a YEHOVAH DIOS evaluar a estos hombres y su honradez en sus acciones contra el profeta del Altísimo.

Ellos no lo consideraban como un profeta o se gloriaron al poner el poder de su amo por sobre el de YEHOVAH DIOS.

En cualquier caso, el insulto fue no tanto contra Elías sino contra el YEHOVAH DIOS de Elías.

YEHOVAH DIOS trajo juicio sobre estos hombres, que actuaron como si YEHOVAH DIOS no fuera un DIOS real y como si Elías no fuera realmente su profeta.

Versos del 11 al 12

El segundo capitán repitió el mismo error, que el primer capitán “le gritó”, pero incluso con más culpa porque él sabía lo que le había sucedido al primer capitán.

El juicio sobre el primer grupo, debió haber advertido a este segundo capitán y a sus cincuenta.

La petición específica del segundo capitán “Desciende pronto”, muestra que el segundo capitán hizo su petición aún más atrevida y demandante.

Elías dejó el asunto en manos de YEHOVAH DIOS y respondió una vez más con un juicio dramático.

Versos del 13 al 15

El tercer capitán, manejó su misión de una manera totalmente diferente. Se acercó a Elías humildemente, reconociendo que realmente era un profeta de YEHOVAH DIOS.

Tal vez, el tercer capitán vio los dos lugares ennegrecidos de tierra chamuscados antes de hablar con Elías.

No era que YEHOVAH DIOS no quisiera que Elías fuera con el rey Ocozías, era que Ocozías, sus capitanes y sus soldados todos actuaron como si no hubiera DIOS en Israel.

Cuando la petición fue hecha sabia y humildemente, Elías fue.

Verso 16

Este fue el mismo mensaje, que Elías les dio a los hombres de Ocozías enviados para consultar a Baalcebub.

El mensaje de YEHOVAH DIOS, no cambió solo porque Ocozías no quiso escucharlo la primera vez.

Versos del 17 al 18

La evidencia estuvo en el resultado. Se demostró que Elías era un hombre de YEHOVAH DIOS porque su profecía fue cumplida tal y como la dijo.

Ocozías no se recuperó de su caída desde la ventana.

Este Yoram era el hijo de Ajab (2 de Reyes 3, 1) y por lo tanto el hermano de Ocozías.

Ocozías no tuvo descendientes a quienes pasarle el reino, por lo que el trono le fue entregado a su hermano después de su breve reinado.

El relato se vuelve un poco confuso , porque el Rey de Judá en ese tiempo también se llamaba Joram, hijo de Josafat.

3 comentarios en «2 Reyes Capítulo 1»

  1. Yehovah Dios único y verdadero, quien merece toda nuestra adoración y humillación, dichoso el que lo reconoce y decide apegarse a su Palabra para hacer su voluntad sin desviarse de su Palabra libre y santa.

    💚 💚

    Responder
  2. Es impresionante ver como nuestro entendimiento puede ser cegado totalmente por causa de no poner a YEHOVAH Dios primero… el hombre asume una actitud totalmente animal.

    Responder
  3. Me encanta el proceso de prueba que describe este capítulo que pasó Eliseo; Elías quería cerciorarse de que tuviera un carácter apto, una convicción inquebrantable a través de la determinación de honrar a su mentor.

    Responder

Deja un comentario