Mosqueteros de Yehovah

2 Crónicas Capítulo 9

Versos del 1 al 4

La reina de Saba va a Jerusalén. Saba, también conocida como Sabea, se encontraba en el actual Yemen (Arabia Meridional).

Sabemos por la geografía que este era un reino rico, con mucho oro, especias y maderas preciosas. La historia también nos dice que tenían reinas, así como reyes.

Este era un viaje largo alrededor de 2.400 kilómetros. Ella probablemente vino como parte de una delegación comercial (1 de Reyes 10, 2-5), pero no hay duda de que estaba altamente motivada por ver a Salomón y a su reino.

Como Salomón era internacionalmente famoso por su sabiduría, la reina de Saba vino a probar esta gran sabiduría.

Esta reina viajó a la manera de las reinas, con una larga procesión real, cargada de regalos y bienes para el comercio.

El reino de Salomón era famoso no solo por su prosperidad material, sino también por su gran sabiduría.

La reina de Saba tenía grandes y aparentemente muy difíciles, preguntas y Salomón le respondió a todas sus preguntas.

Esta reina estaba evidentemente familiarizada con el mundo del lujo y el esplendor real.

Sin embargo, estaba completamente abrumada por la sabiduría de Salomón y la Gloria de su reino.

Versos del 5 al 8

La reacción de la reina de Saba ante la sabiduría era grande. Ella había escuchado cosas maravillosas de Salomón y su reino, pero al verlo con sus propios ojos se dio cuenta que eran aún más grandes de lo que había escuchado.

Es causa de gran gozo el servir a un rey grande, sabio y rico. Si era causa de alegría el servir a Salomón, lo es aún más el servir a Yeshúa.

Este es un ejemplo de lo que YEHOVAH DIOS quería hacer para Israel bajo las Promesas del Antiguo Pacto.

YEHOVAH DIOS le prometió a Israel que si obedecían bajo el Antiguo Pacto, él los bendeciría tan tremendamente que el mundo lo notaría y le darían Gloria a YEHOVAH DIOS de Israel.

Es justo preguntar si esta fue una verdadera confesión de Fe, expresando lealtad al YEHOVAH DIOS de Israel.

Tomado en su contexto, esto podría ser solamente la respuesta de la reina a la asombrosa Bendición que era evidente en la Jerusalén de Salomón.

Si la reina de Saba buscó a Salomón y al esplendor de su reino con tanta diligencia, cuánto más deben las personas en la actualidad buscar a Yeshúa Ha Mashiaj y a la Gloria de su reino. Ciertamente ella también se levantaría en juicio con esta generación.

Esta declaración es especialmente significativa porque Salomón no fue necesariamente el sucesor más lógico de su Padre David.

Hubo muchos otros hijos de David que nacieron antes de Salomón.

Versos del 9 al 12

Un intercambio de regalos. Ella venía de una región rica en especias y experta en su procesamiento.

Salomón no le permitiría al a reina de Saba que le diera más de lo que él le dio a ella.

Esta descripción de la medida de generosidad de Salomón con la reina de Saba, también describe la medida de la generosidad de YEHOVAH DIOS hacia nosotros.

Según la tradición, historias fantásticas, quizás, la reina de Saba quería un hijo de Salomón y él la complació.

Su hijo fue llamado Menilek y él se convirtió en el ancestro de todos los monarcas etíopes posteriores.

Versos del 13 al 14

Los ingresos anuales de Salomón. Esta es una gran cantidad de oro, que le llegaba a Salomón cada año.

Un comentarista fija el valor de los 666 talentos de oro en $281.318.400.

Esto habla no solo de la gran riqueza de Salomón, sino que también lo convierte en la única otra persona en la Biblia asociada con el número 666.

La otra conexión Bíblica con el 666 es el dictador mundial del fin de los tiempos y oponente de YEHOVAH DIOS y su pueblo, a menudo conocido como el Anticristo (Apocalipsis 13, 18).

De hecho, el pasaje de Apocalipsis específicamente dice que el número 666 es el número de un hombre y el hombre podría ser Salomón.

Esto no quiere decir que Salomón fue Anticristo, ni que el Anticristo que viene será una extraña reencarnación de Salomón.

Pero puede indicar que el Anticristo no será una persona puramente malvada desde el principio. En vez de eso, podría ser como un Salomón, un buen hombre corrompido.

Salomón recibía más que 666 talentos de oro al año. Los 666 talentos eran solo el inicio de su salario.

El escritor nos da una sutil señal de advertencia aquí. Él asume que conocemos las instrucciones para los futuros reyes de Israel en Deuteronomio 17, 14-20, en su Verso 17 “ni plata ni oro amontonará para sí en abundancia”.

YEHOVAH DIOS bendijo a Salomón con grandes riquezas, pero Salomón permitió que esa Bendición se convirtiera en un peligro, porque desobedientemente multiplicó la plata y el oro para sí mismo.

Versos del 15 al 28

Ejemplos de la riqueza y prosperidad de Salomón. Los escudos fueron hermosas exhibiciones en la Casa del Bosque de Líbano (1 de Reyes 10,17), pero no eran de utilidad en batalla.

El oro era demasiado pesado y suave para ser utilizado como un metal para escudos eficaces, muestra que Salomón tenía la imagen de un rey guerrero, pero sin la substancia.

Cada gran escudo valía alrededor de $120.000. Los escudos más pequeños valían $30.000. $33 millones fueron invertidos en escudos ceremoniales de oro.

Esta era una declaración de riqueza. Si se toma en serio, muestra la tremenda abundancia del reino de Salomón.

Verdaderamente, excedió el rey Salomón a todos los reyes de la tierra en riqueza, en sabiduría y las promesas de Deuteronomio 28, 1-14 se cumplieron en su reinado.

“Te abrirá YEHOVAH DIOS su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado” (Deuteronomio 28, 12).

Y todos los reyes de la tierra procuraban ver el rostro de Salomón, para oír la sabiduría, significando otro cumplimiento de las promesas de Deuteronomio 28.

“Te pondrá YEHOVAH DIOS por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de YEHOVAH DIOS, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas” (Deuteronomio 28, 13).

Cuando pensamos en la gran riqueza de Salomón, también consideramos que originalmente no puso su corazón en las riquezas.

Deliberadamente pidió sabiduría para dirigir al pueblo de YEHOVAH DIOS en vez de riquezas o fama. YEHOVAH DIOS también prometió dar a Salomón riquezas y fama, cumplió su Promesa.

Al final de esta gran descripción de la riqueza y el esplendor de Salomón, tenemos desobediencia directa a Deuteronomio 17, 16, que decía a los reyes de Israel:

“Pero él no aumentará para sí caballos, ni hará volver al pueblo a Egipto con el fin de aumentar caballos; porque YEHOVAH DIOS les ha ordenado: No vuelvas nunca por este camino”.

Versos del 29 al 31

El final del reinado de Salomón, se muestra aquí. Muchos comentaristas creen que Salomón comenzó su reinado cuando tenía alrededor de 20 años.

Esto significa que Salomón no vivió una vida particularmente larga, la promesa hecha en 1 de Reyes 3, 14 no se le cumplió a Salomón, debido a su desobediencia.

Y durmió Salomón con sus padres, es una frase familiar utilizada en 1 y 2 de Reyes (usada 25 veces) y fue utilizada también para reyes perversos como Acaj (1 de Reyes 22, 40).

Simplemente significa que Salomón pasó al mundo del más allá. No podemos decir con certeza que está en el paraíso.

Cediendo a ciertas cosas inferiores de su naturaleza, se volvió esclavo de ellas y arrastró a su nación con él.

Mientras permaneció en el trono, el pueblo fue consolado y manipulado por la magnificencia material, pero por dentro, el espíritu de rebelión estaba trabajando, listo para estallar en una manifestación abierta cuando él ya no estuviera.

La historia es quizás una de las más sorprendentes ilustraciones del hecho de que la oportunidad y el privilegio, incluso otorgados por YEHOVAH DIOS, no son suficientes en sí mismos para asegurar una realización completa necesitamos vivir en compañerismo con YEHOVAH DIOS.

1 comentario en «2 Crónicas Capítulo 9»

  1. Me llama singularmente la atención lo que expresa el versículo 8 de este capitulo: ¡Y alabado sea el Señor tu Dios, que se ha deleitado en ti y te ha puesto en su trono para que lo representes como rey! En su amor por Israel, tu Dios te ha hecho rey de ellos para que gobiernes con justicia y rectitud, pues él quiere consolidar a su pueblo para siempre». Hasta una reina pagana reconoce la bendición de tener un gobernante que teme a YEHOVAH y cuyos frutos de ese temor son la sabiduría y la riqueza.

    Responder

Deja un comentario