Mosqueteros de Yehovah

2 Crónicas Capítulo 8

Versos del 1 al 6

Vemos aquí el dominio de Salomón. Le tomó a Salomón 7 años construir el templo y 13 años construir su palacio. Al final de estos veinte años su reino estaba seguro, estable y bendecido.

Este pasaje refleja el gran corazón de Salomón y su ambición como constructor.

“Enérgicamente estableció nuevas ciudades y construyó ciudades de almacenamiento, fortificaciones, ciudades de carros y ciudades de la caballería”.

Llega un problema al conciliar la mención de las ciudades que Hiram le dio a Salomón, porque 1 de Reyes 9, 11-14 indica que fueron entregadas por Salomón a Hiram.

Mientras que la perturbación textual es posible, es más probable que hayan sido regresadas a Salomón, ya sea porque fueron inaceptables (1 de Reyes 9, 12-13) o porque habían sido garantía de un préstamo (1 de Reyes 9, 14).

Tristemente, este nuevo énfasis en carros y caballería muestra que Salomón no tomó la Palabra de YEHOVAH DIOS tan seriamente como debería.

En Deuteronomio 17, 16, YEHOVAH DIOS le habló específicamente a los futuros reyes de Israel,  Pero él no aumentará para sí caballos.

Hubiera sido mucho mejor si Salomón hubiera tenido el corazón reflejado en Salmos 20, 7 “Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de YEHOVAH nuestro DIOS tendremos memoria”.

Versos del 7 al 10

Salomón y los pueblos conquistados de su dominio.

La práctica de Salomón de utilizar a personas de las naciones vecinas conquistadas, para labor forzada también se describe en 1 de Reyes 5, 15-18.

Los israelitas fueron empleados para el trabajo de construcción del Templo y del palacio de Salomón, pero no era labor forzada (1 de Reyes 5, 13-14).

A menudo eran empleados en la gestión de la labor forzada, los cuales mandaban sobre aquella gente.

Verso 11

Salomón se casa con una princesa egipcia y este matrimonio fue el primero de muchos matrimonios imprudentes de Salomón (1 de Reyes 11, 1-3).

Estos matrimonios imprudentes dieron inicio a su caída espiritual.

Con esto, Salomón admitió que su esposa era incrédula y profana, sin embargo, aun así se casó con ella. Esto llevó a Salomón por un camino notablemente perverso (1 de Reyes 11, 4-8).

La bendición del vínculo matrimonial depende de si los dos son uno en espíritu, en un Amor común por Yeshúa Ha Mashiaj y procurar su gloria.

Nada es más frustrante que cuando alguno de los dos admite en el secreto de su corazón, acerca del otro, «mi esposo o mi esposa no me puede acompañar a los lugares santos donde en los que mi vida encuentra su hogar».

Versos del 12 al 16

La orden de la administración de Salomón, de acuerdo con los sacrificios matutinos y vespertinos ordenados, para que ofreciesen cada cosa en su día como se menciona en Números 28, 1-8.

Salomón administró los holocaustos por Israel, también ordenó los otros sacrificios ordenados por la Ley de Moisés.

Salomón llevó a cabo la administración para el servicio en el Templo, como lo organizó originalmente el Rey David (1 de Crónicas 24).

Esto fue una reflexión de su gran sabiduría y respuesta a su oración por ayuda para dirigir el reino de Israel (1 de Reyes 3).

Versos del 17 al 18

El comercio marítimo de Salomón, era algo inusual para un rey israelita, porque el pueblo de Israel no era reconocido por sus logros en el mar.

Salomón osadamente dirigió al pueblo de Israel a nuevas empresas.

Es difícil decir con certeza dónde se encontraba la tierra de Ofir. Algunos sugieren que estaba al sur de Arabia o en la costa oriental de África. Esto muestra el gran empuje y la diligencia de la administración de Salomón.

Había dos lugares con ese nombre, uno en alguna parte de la India, más allá del Ganges y otro en Arabia, cerca del país de los sabeos, mencionados por Job 22, 24.

Deja un comentario