Mosqueteros de Yehovah

2 Crónicas Capítulo 5

Verso 1

La finalización del trabajo, fue el gran logro de la vida de Salomón.

Él comenzó este ambicioso proyecto poco después de tomar el trono y ahora estaba terminado, sin duda, para su gran satisfacción.

Esto nos recuerda cuánto hizo David por el templo. Incluso diseñó y dedicó algunos de los muebles para el Templo.

Versos del 2 al 5

El mobiliario del Templo es traído delante de la nación reunida. La instalación oficial del Arca del Pacto en el Templo era una ocasión extremadamente importante.

Salomón quería que representantes de todo el reino, fueran parte de este memorable evento, pero no a expensas de desobedecer los mandamientos de YEHOVAH DIOS.

Esto respetó adecuadamente el patrón designado por la Ley de Moisés.

Versos del 6 al 10

El Arca entra al Lugar Santísimo del Templo. Sacrificaron innumerables ovejas y bueyes, que por ser tantos, no se pudieron contar.

Salomón fue “desmesurado” en su esfuerzo por honrar y alabar a YEHOVAH DIOS en este gran día.

El Templo no fue “abierto” hasta que el Arca del Pacto fue puesta en el Lugar Santísimo, el Arca era el elemento más importante en el Templo.

El interior del Templo estaba ricamente decorado con los diseños de los querubines, que rodean el trono de YEHOVAH DIOS en el cielo.

Este diseño del Templo fue según el patrón del Tabernáculo, que tenía diseños tejidos de querubines en su cubierta interior.

En un punto anterior en la historia de Israel había tres cosas en el Arca del Pacto.

Anteriormente, dentro del Arca estaba la vasija de oro que contenía el maná (Éxodo 16, 33), la vara de Aarón que floreció (Números 17, 6-11) y las Tablas del Pacto (Éxodo 25, 16).

No sabemos qué le pasó a la vasija de oro del maná, ni a la vara de Aarón, pero no estaban en el Arca cuando Salomón la puso en el Lugar Santísimo.

El recordatorio de la liberación de Egipto es significativo, porque hay un sentido en que esto, alrededor de 500 años después del Éxodo es la culminación de la liberación de Egipto.

Saliendo de Egipto y en el desierto por necesidad, vivieron en tiendas y la morada de YEHOVAH DIOS era una Tienda. Ahora desde que Salomón construyó el Templo, la morada de YEHOVAH DIOS entre Israel era un edificio, un lugar de permanencia y seguridad.

Versos del 11 al 12

Normalmente los sacerdotes y los levitas trabajaban en el Templo de YEHOVAH DIOS según un riguroso horario, sin embargo, en este día todos los sacerdotes y los levitas estaban en servicio delante de YEHOVAH DIOS.

Era correcto que en un día solemne la alabanza se enfocara en YEHOVAH DIOS y no en Salomón o David, esta era la casa de YEHOVAH DIOS, no de David ni de Salomón.

Versos del 13 al 14

La nube de la Gloria de YEHOVAH DIOS llena el Templo. Esta fue la nube de Gloria, vista con frecuencia en el Antiguo y en el Nuevo Testamento, llamada algunas veces “la Nube de la Gloria Shekhiná”.

Es difícil definir la Gloria de YEHOVAH DIOS, podríamos llamarla el brillo radiante de su Carácter y su Presencia, aquí se manifestó en una nube.

· Esta es la nube que estuvo con Israel en el desierto (Éxodo 13, 21-22).

· Esta es la nube de Gloria de donde YEHOVAH DIOS le habló a Israel (Éxodo 16, 10).

· Esta es la nube en la que YEHOVAH DIOS se encontró con Moisés y con los otros (Éxodo 19, 9; 24, 15-18, Números 11, 25; 12, 5; 16, 42).

· Esta es la nube que estaba junto a la puerta del Tabernáculo (Éxodo 33:9-10).

· Esta es la nube en la que YEHOVAH DIOS se le aparecía al Sumo Sacerdote en el Lugar Santo dentro del velo (Levítico 16, 2).

· Esta es la nube de la visión de Ezequiel, llenando el Templo de YEHOVAH DIOS con el resplandor de Su Gloria (Ezequiel 10, 4).

· Esta es la nube de Gloria que cubrió a María, cuando concibió a Yeshúa por el poder del Ruaj Hakodesh (Lucas 1, 35).

· Esta es la nube presente en la transfiguración de Yeshúa (Lucas 9, 34-35).

· Esta es la nube de Gloria que recibió a Jesús en el cielo, en su ascensión (Hechos 1, 9).

· Esta es la nube de Gloria que mostrará la Gloria de Yeshúa Ha Mashiaj, cuando regrese triunfante a esta tierra (Lucas 21, 27, Apocalipsis 1, 7).

La extrema presencia de la Gloria de YEHOVAH DIOS hizo imposible el servicio normal, era tan intenso que los sacerdotes sintieron que era imposible continuar en el edificio.

Tan pronto como el Templo estuvo abierto, todas las ceremonias y los servicios planeados cuidadosamente tuvieron que ser suspendidos, porque YEHOVAH DIOS tomó el edificio entero para sí mismo.

El Templo es para la Gloria de YEHOVAH DIOS, no para la gloria de los seres humanos.

Deja un comentario