Mosqueteros de Yehovah

2 Crónicas Capítulo 17

Versos del 1 al 4

Asá en general fue un buen rey, aunque no terminó bien, Josafat su hijo siguió sus pasos y YEHOVAH DIOS estuvo con él, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre.

Josafat reconoció que el reino del norte de Israel era un peligro para Judá de manera política, militar y especialmente espiritual.

Por lo tanto, fortaleció las defensas contra esta amenaza y específicamente no actuó según las obras de Israel.

En su presentación de la historia de los reyes de Judá, el Cronista trae constantemente el contraste y el desafío delante de los lectores de su tiempo y el nuestro.

Nuestro destino, como individuos o nación, puede ser como el de Judá o el de Israel. Nosotros deberíamos seguir el ejemplo de los que no actuaron según las obras de Israel.

Versos del 5 al 6

Esto no fue un logro pequeño. En aquellos días los reyes y los reinos eran frágiles y se encontraban bajo constante amenaza.

Sin embargo, si los descendientes de David buscaban primero a YEHOVAH DIOS, el prometió cuidar su seguridad y YEHOVAH DIOS hace la misma promesa a su pueblo hoy (Mateo 6, 33).

Como Josafat confió en YEHOVAH DIOS, ÉL lo elevó y lo exaltó como rey. Conforme se animó su corazón en los caminos del Altísimo, el YEHOVAH DIOS le concedió los deseos de su corazón (Salmos 37, 4).

Había dos tipos de lugares altos en la tierra:

1. Los que eran utilizados para propósitos idólatras.

2. Los que estaban consagrados a YEHOVAH DIOS y eran utilizados antes de que el Templo fuera construido. Los primeros si quitó, los últimos no.

Versos del 7 al 10

Estos “sacerdotes maestros” han sido mencionados en Crónicas anteriormente (2 de Crónicas 15, 3).

Ellos tenían el importante rol de llevar la Palabra de YEHOVAH DIOS al pueblo, especialmente a los que vivían fuera de Jerusalén.

Esta era la política más sabia que un rey de Judá, consciente de la seguridad, podía promover.

Como Josafat buscó a YEHOVAH DIOS en primer lugar, YEHOVAH DIOS provocó pavor en las naciones vecinas y no osaron hacer guerra contra Josafat.

Con esta pequeña banda de príncipes y levitas, dieciséis en total, Josafat hizo más para impresionar a las naciones circundantes con un sentido de poder, que lo que el ejército permanente más grande y mejor equipado podría haberle asegurado.

Versos del 11 al 19

El compromiso de Josafat con la consagración personal y pública, provocó que YEHOVAH DIOS exaltara su reino sobre todas las naciones vecinas, así como YEHOVAH DIOS lo prometió en Deuteronomio 28, 1-13.

El verdadero tesoro del reino de Josafat no se contaba solamente en seguridad o cosas materiales, sino también en hombres valientes y dedicados que le rodearon, hombres de guerra muy valientes.

Amasías fue un siervo de YEHOVAH DIOS, esto fue particularmente notable en que lo hizo en un llamado secular.

· Nadie tuvo que presionarlo para el servicio.

· Nadie tuvo que buscarlo para el servicio.

· Nadie tuvo que cuidar de él una vez que comenzó a servir.

· Nadie tuvo que dirigirlo.

No hay ocupación lícita en la cual un hombre no pueda servir completamente a YEHOVAH DIOS.

Es un gran privilegio y bendición ser apartado para el trabajo de ganar almas, pero nunca debemos separar ese trabajo del resto de los llamados de la vida, como si solo uno fuera sagrado y todos los demás fueran seculares y casi pecaminosos.

Sirvan a YEHOVAH DIOS dónde están de acuerdo a su estado seglar, siendo responsables en todas las áreas administrativas como fieles devotos practicantes del Temor de YEHOVAH DIOS, ejecutando continuamente las obras de piedad.

Deja un comentario