Mosqueteros de Yehovah

1 Samuel Capítulo 3

Verso 1

Se hace énfasis por tercera vez en que Samuel ministraba a YEHOVAH DIOS, también en 1 de Samuel 2, 11. 18.

Así como Aarón y sus hijos en su consagración como sacerdotes Éxodo 29, 1 y como Pablo y Bernabé antes de ser enviados como misioneros en Hechos 13, 1-2.

La única Palabra de YEHOVAH DIOS que leímos en los últimos dos capítulos de 1 de Samuel, es la Palabra de Juicio contra Helí traída por el hombre profeta.

Esto nos da una idea de que YEHOVAH DIOS no hablaba muy seguido y cuando lo hizo ¡fue una Palabra de Juicio!.

Debido a la dureza del corazón que había entre los hijos de Israel y por la corrupción del sacerdocio. YEHOVAH DIOS hablará y guiará, cuando su pueblo lo busque y cuando sus ministros busquen servir diligentemente.

Versos del 2 al 4

Helí, espiritualmente como lo era físicamente por su avanzada edad, era menos capaz para guiar a la nación.

“Antes del amanecer” frase sugestiva de los tiempos de oscuridad espiritual, por los que estaba pasando Israel, está oscuro y probablemente oscurezca más.

Éxodo 27, 21 hace referencia a la responsabilidad de los sacerdotes de cuidar de las lámparas hasta el amanecer o hasta justo antes de que amanezca.

¿Qué edad tenía Samuel en ese momento? Bíblicamente se deduce que Samuel tenía doce (12) años, la misma edad en que Yeshúa comenzó a inmiscuirse en los negocios del Padre Eterno en el Templo.

YEHOVAH DIOS le habló a Samuel de una manera audible, en vez de una “voz interna,” aunque por más externa que parezca, YEHOVAH DIOS puede hablar y permitir que solo uno lo escuche.

Versos del 5 al 9

Qué niño tan obediente, estaba equivocado al pensar que Helí le estaba hablando, pero lo que hizo fue correcto.

Helí estaba llamando ¡él correría hacia él! Después de todo, Helí era ciego y podría necesitar la ayuda de Samuel.

Cuando nos habla YEHOVAH DIOS, casi siempre confirma sus palabras una y otra vez, a menudo lo hace de diferentes maneras, fundamentalmente nunca el Rema contradice al Logos, lo que se corresponde con el consejo de examinar los espíritus.

Aquí está Samuel, un niño consagrado y obediente, sirviendo a YEHOVAH DIOS maravillosamente. Ahora, estaba escuchando a YEHOVAH DIOS hablar a su corazón la palabra Rema.

Samuel recibe un sabio consejo de Helí.

Helí le dice que no sea presuntuoso acerca de YEHOVAH DIOS, le dice a Samuel que responda a la Palabra hablada de YEHOVAH DIOS y le indica a Samuel que se humille, porque “tu Doulos está presto, para hacer Shemá”.

Verso 10

Debido a que pudo haber sido una voz audible y dice que YEHOVAH DIOS se paró, pudo haber sido una aparición de la persona de Yeshúa Ha Mashiaj antes de nacer en Belén.

Claramente, esto no fue un sueño ni un estado de conciencia alterada.

Versos del 11 al 14

YEHOVAH DIOS le va a dar a Samuel noticias espectaculares.

En otras partes del Antiguo Testamento, “zumbaran los oídos” son señal de un juicio especialmente severo (2 de Reyes 21, 12, Jeremías 19, 3). Y si ambos oídos le están zumbando, ¡deben ser noticias muy impactantes!.

Se cumplirá por completo el Juicio de YEHOVAH DIOS contra la casa de Helí.

La ejecución de la justicia es la obra del Altísimo, aunque su extraña obra como lo manifiesta en Isaías 28, 21 “una vez que empieza, la llevará hasta su conclusión: no se distraerá ni desistirá hasta que se haya hecho”.

A través de la palabra del Hombre Profeta de YEHOVAH DIOS en 1 de Samuel 2, 27-36, Helí ya había escuchado el juicio venidero.

Esta palabra, dada al joven Samuel, es una palabra de confirmación del anterior mensaje impartido.

Helí sabe de esta iniquidad, no solo por su propia observación, sino porque YEHOVAH DIOS se lo hizo saber, a través del mensaje del Profeta. La blasfemia no es directamente suya, son los pecados de sus hijos, a los cuales Helí falló en confrontar y estorbar, hasta corregir.

La responsabilidad de Helí de estorbar a sus hijos, no era solo por ser su padre, sino porque era el Sumo Sacerdote.

Eran adultos, ya no estaban bajo la autoridad de Helí como hijos, como lo estuvieron cuando eran jóvenes.

La responsabilidad principal de Helí de estorbar a sus hijos era como su “jefe”, porque era el Sumo Sacerdote y sus hijos eran Sacerdotes bajo su autoridad y supervisión.

¡Qué condena tan terrible! YEHOVAH DIOS está diciendo “es demasiado tarde”’. Ahora la oportunidad de arrepentirse ha pasado. El juicio está sellado.

El juicio declarado por el hombre de YEHOVAH DIOS 1 de Samuel 2, 27-36 era una advertencia, invitando al arrepentimiento.

Pero, Helí actuó en indiferencia y como no hubo arrepentimiento, YEHOVAH DIOS confirmó la Palabra de Juicio a través de Samuel.

Versos del 15 al 18

El joven Samuel, se preguntaba cómo podría decirle a Helí una palabra de juicio tan fuerte. Básicamente, abrir las puertas del santuario era uno de los deberes de Samuel, como siervo del Tabernáculo.

Helí no había sido un buen jefe, ni un buen padre para Jofni y Finjas. Pero Samuel le había sido entregado como una “segunda oportunidad” y Helí hizo un mejor trabajo criando a Samuel, de lo había hecho con sus hijos de nacimiento, con Samuel no fue padre alcahuete.

¿Cuál es la palabra que te habló?.

Helí tenía una idea de cuál era el mensaje que YEHOVAH DIOS le había dado a Samuel. Amablemente, toma la iniciativa y pregunta a Samuel.

Tal vez, haya unos cuantos, con corazones duros como Jonás que se alegran de anunciar el juicio de YEHOVAH DIOS, pero la mayoría lo encuentran difícil.

Sin embargo, siempre es la responsabilidad del mensajero decir todo lo que YEHOVAH DIOS dice, no sólo las palabras “fáciles”.

Es difícil saber si la respuesta de Helí es piadosa o fatalista, si es la respuesta sumisa de un corazón que sabe que no hay nada que pueda detener el juicio de YEHOVAH DIOS.

Pero si se está perdiendo otra oportunidad para arrepentirse y arreglar las cosas, está teniendo un tipo de corazón fatalista de “como sea”, su respuesta es impía.

Solo YEHOVAH DIOS, sabe dónde estaba el corazón de Helí en este asunto.

Versos del 19 al 20

¿Hay algo mejor que esto? ¿Tener y saber que YEHOVAH DIOS está contigo?.

Como discípulos, podemos estar seguros que tenemos a YEHOVAH DIOS con nosotros. Si YEHOVAH DIOS es por nosotros ¿Quién contra nosotros? (Romanos 8, 31).

Esto significa que todas las profecías de Samuel se cumplieron y fue conocido que eran Palabras Verdaderas de YEHOVAH DIOS.

Por lo tanto, todo Israel conoció que Samuel era fiel profeta de YEHOVAH DIOS, desde la parte más al norte de Israel hasta la parte más al sur.

Verso 21

Sabemos que se le apareció a Samuel en Vs 10, ahora de una manera no descrita, YEHOVAH DIOS se vuelve a aparecer.

YEHOVAH DIOS se manifiesta a través de su Palabra de Vida.

Deja un comentario