Mosqueteros de Yehovah

1 Samuel Capítulo 25

Verso 1

Samuel, gran hombre dedicado a YEHOVAH DIOS y que le sirvió desde su juventud, ahora muere. Tan consagrado como era, no lo salvó de la muerte terrenal porque seguía siendo un descendiente de Adán.

Pero la obra de YEHOVAH DIOS en Israel, no terminó cuando murió Samuel. La obra del Altísimo Creador nunca depende de una sola persona. Si está escrito “Murió Samuel”, también está escrito “Y se levantó David”.

La obra de YEHOVAH DIOS puede empezar con una persona, pero nunca termina con una persona. El Altísimo continúa y sostiene su obra como a ÉL le agrade.

Samuel, parecía haber sido poco apreciado por Israel durante su vida (1 de Samuel 8, 1-7), pero por lo menos fue honrado en su muerte.

El patrimonio de Samuel fue que vivió de una manera notable, en 1 de Crónicas 9, 22 sugiere que él organizó a los Levitas en el servicio del santuario, lo cual fue completado por David y Salomón.

En 1 Crónicas 26, 27-28 dice que Samuel comenzó a recolectar tesoros para construir el templo en el tiempo de Salomón.

2 de Crónicas 35, 18 cuenta que Samuel recordó la Pascua y mantuvo en Israel el recuerdo de la gran liberación de YEHOVAH DIOS.

En el Salmos 99, 6 y Jeremías 15, 1 conmemoran a Samuel como un hombre de gran intercesión. Hebreos 11, 33 pone a Samuel en la “Galería de la Fe.”

Versos del 2 al 3

Lo primero que aprendemos de este hombre es dónde vivía Maón, con su finca en Carmel y que era un hombre muy rico, tenía tres mil ovejas y mil cabras.

Hay cuatro tipos de ricos diferentes. Los ricos en lo que tienen, los ricos en lo que hacen, los ricos en lo que saben y los ricos en lo que son, ricos de carácter.

Nabal era un hombre muy rico, pero sólo en lo que poseía. Tenía la clase más baja de las riquezas.

Era en el “tiempo de la cosecha”, la esquila de ovejas era un tiempo de espléndida hospitalidad hacia otros, la esquila de ovejas era tradicionalmente celebrada con un banquete y hasta de sobra.

Esta es otra indicación sobre su carácter, porque su nombre Nabal significa “tonto” o  “necio”, Nabal le hizo honor a su nombre. La mujer de Nabal era hermosa y sabia, en contraste con el mismo Nabal.

La Biblia le da a Abigail un gran cumplido, cuando dice que ella era de hermosa apariencia, porque las únicas otras mujeres, a las que se les aplica esta frase Hebrea son Raquel (Génesis 29, 17) y Ester (Ester 2, 7).

Versos del 4 al 9

David solicitó esto, porque realizó un valioso servicio para Nabal, protegiendo sus rebaños cuando los ataques Filisteos eran comunes.

Para nuestros oídos tal vez suene como que David dirigía una especie de “negocio de extorsión a cambio de protección”, pero no era así, el realizaba un servicio valioso y digno para Nabal y esperaba ser compensado.

David esperó el momento oportuno para pedir compensación por sus servicios. Él protegió a los pastores y sus rebaños por un largo tiempo, esperó que Nabal ganara dinero en la “cosecha” de la esquila de ovejas.

Hizo su petición a través de mensajeros, para que Nabal con un saludo cálido y amable, de manera apropiada y cuidadosa “Sea paz a ti”, para que Nabal no cediera por miedo o intimidación, dándole un “recibo detallado” de los servicios realizados.

David, no demandó un pago específico de Nabal, ni puso un precio, simplemente lo dejó a consideración de su generosidad. Entonces los mensajeros de David simplemente esperaron la respuesta.

Versos del 10 al 12

Porque David era famoso en todo Israel (1 de Samuel 18, 5-7). Nabal dijo esto como insulto directo para David, sabiendo quién era, pero negándose a reconocerlo, “¿quién se cree que es?”.

Nabal agravó su insulto, diciendo que David era un siervo rebelde, lo que era falso, porque David continuamente, aunque no perfectamente, se conducía sabiamente cuando era atacado por Saúl.

Nabal mostró lo poco generoso que era, veía todo como suyo, en vez de ver todo, como de YEHOVAH DIOS.

La generosidad verdadera y Bíblica, no piensa “Esto es mío y lo compartiré contigo”, sino que piensa “Todo lo que tengo pertenece a YEHOVAH DIOS, así que tú también puedes tener algo de ello”.

Verso 13

David recibió la respuesta de Nabal, de la forma en que Nabal quería que la recibiera “con gran ofensa”. Pero Nabal no está lidiando con un hombre débil, sino con un gran soldado y guerrero.

Es como si hubiera dicho en nuestra manera moderna de hablar “¡preparen sus armas!”, David estaba listo para pelear.

David no se dirige hacia Nabal sólo para dejar algo claro, sino para eliminarlo, por eso que él y sus hombres se arman, dejando algunos hombres atrás para cuidar las cosas y servir como refuerzos.

Versos del 14 al 17

Uno de los siervos que fue testigo, de la respuesta de Nabal hacia los hombres de David le cuenta a Abigaíl, esposa de Nabal, que Nabal “zahirió” a los hombres de David, “zaherir” significa “tratar con un lenguaje despectivo”.

Los siervos de Nabal le contaron a Abigail, el valioso servicio que realizaron los hombres de David, entonces Abigail supo que David y sus hombres merecían compensación, le pidieron a Abigail que hiciera algo.

En Proverbios 17, 12 nos dice “Mejor es encontrarse con una osa a la cual han robado sus cachorros, Que con un falto de entendimiento en su necedad”.

Esto explica porque Abigail no apeló directamente a Nabal, hicieron su petición de vida o muerte a Abigaíl.

Versos del 18 al 20

Como ella era una mujer de buen entendimiento Vs 3 sabía que el tiempo era esencial y se tenía que hacer algo rápido, hizo lo que Nabal debió haber hecho, pero que no quiso hacer.

El hecho de que Abigail fuera capaz de juntar tanta comida tan rápido, muestra lo rico que era Nabal. Toda esta cantidad de comida la tenían a la mano, hace que la poca generosa respuesta de Nabal a David, fuera peor.

Versos del 21 al 22

David estaba en lo correcto, pero no estaba bien en su corazón. Tenía claros los hechos, pero no su corazón.

Planeaba masacrar a Nabal y a todos los hombres de su casa, “los mismos siervos de Nabal la esperaban” Vs 17, pero YEHOVAH DIOS llamaba a David a ir más allá de lo que el mundo esperaba.

Versos del 23 al 31

Debido al terreno montañoso, descendió por una parte secreta del monte, Vs 20, Abigail pudo permanecer oculta hasta el momento en que se encontraron cara a cara.

También parece que Abigail vio a David primero y cuando David la vio por primera vez, ella se había humillado delante de él, a la cabeza de un gran tren de regalos y provisiones.

En su enfurecido y agitado estado, algo inesperado hizo que David y toda su compañía se detuvieran por completo, un gran desfile de regalos, encabezando ese desfile, una mujer hermosa inclinándose ante David. Esto tuvo que haber causado una gran impresión en David.

Abigail hizo su apelación con la máxima humildad posible. Ella no llegó a David como alguien superior, como a menudo lo hacen las hermosas, ricas y privilegiadas o ni siquiera como una igual, ella vino a David como una humilde sierva.

En esta apelación, Abigail hizo muchas cosas muy bien. Cuando escuchó sobre la crisis, tomó acción inmediatamente Vs 18, sabía que esta era una situación urgente, así que actuó con urgencia.

Con sus primeras palabras hacia David, Abigail tomó la culpa “Señor mío, sobre mí sea el pecado”, tomó la culpa porque sabía que David la castigaría diferente de lo que lo haría con su esposo Nabal.

Abigail pidió permiso para hablar en vez de tomar el mando de la conversación, “más te ruego que permitas que tu sierva hable a tus oídos”.

YEHOVAH DIOS te ha impedido el venir a derramar sangre y vengarte por tu propia mano. Ella lo afirmó de una manera que guio a David hacia su resultado sugerido.

Abigail le llevó a David un presente, pero fue lo suficientemente sabia como para decir que era para los hombres que siguen a David, no para el mismo David.

Decir que era sólo para David, sugeriría que a Él sólo le interesaba el dinero y que la ofendida dignidad de David podía ser comprada con dinero.

Abigail clara y directamente, pidió perdón “yo te ruego que perdones a tu sierva esta ofensa”.

A pesar de la ira y agitación presente de David, lo cual claramente es pecado, Abigail habló del carácter de David en altos términos, considerando su estado actual no mencionado como una aberración “por cuanto mi señor pelea las batallas de YEHOVAH DIOS y mal no se ha hallado en ti en tus días”.

Ella le recuerda a David la promesa de YEHOVAH DIOS para su vida y acontecerá que “cuando haga con mi señor conforme a todo el bien que ha hablado de ti”, guio a David a ver más allá de las circunstancias inmediatas y a ver la promesa de YEHOVAH DIOS.

Abigail le pidió a David que no hiciera algo, de lo que se fuera a arrepentirse después, cuando la promesa de YEHOVAH DIOS finalmente se cumpliera, no tendrás motivo de pena, por haber derramado sangre sin causa.

Abigail sabiamente le pidió a David, considerar el resultado del rumbo que estaba tomando y lo malo que sería.

Le pidió que dejara que YEHOVAH DIOS se encargara del asunto, en vez de tomar venganza con sus propias manos.

También se observa, que Abigail hizo algunas cosas mal en su apelación a David.

Lo hizo sin el consejo ni la aprobación de su esposo y “nada declaró a su marido Nabal” Vs 19.

Criticó abierta y directamente a su esposo con David, “ese hombre perverso, de Nabal, porque conforme a su nombre, así es”.

Ninguna esposa debe hablar así de su esposo y ningún esposo debe hablar así de su esposa.

Abigail casi le sugirió matara a Nabal “Sean, pues, como Nabal tus enemigos y todos los que procuran mal contra mi señor”, pero que perdonara al resto de la casa porque eran inocentes “derramado sangre sin causa”.

Ella se hizo disponible para futura consideración de David, tal vez de una manera inapropiada “y cuando YEHOVAH DIOS haga bien a mi señor, acuérdate de tu sierva”.

Abigail no fue excepcionalmente sumisa ni respetuosa con su esposo Nabal. Aunque no hay ninguna explicación en la Biblia, tal vez fue justificado porque era una legítima situación de vida o muerte.

Si Abigaíl no hubiera hecho lo que hizo, entonces Nabal y mucha gente inocente hubieran muerto. Pero el punto del pasaje es lo sumisa y respetuosa que fue Abigail fue con David, no con Nabal.

Este, fue tal vez el punto más fuerte del discurso de Abigaíl y usó un increíble giro del discurso. Ella dijo “David, tú eres como un paquete que YEHOVAH DIOS mantiene seguro y cerca de ÉL”.

Tus enemigos son como rocas que YEHOVAH DIOS lanzará, invita a David a actuar como un hombre que está cerca de YEHOVAH DIOS.

Versos del 32 al 35

Bendito sea YEHOVAH DIOS de Israel, David iba en un rumbo pecaminoso y Abigail, a través de su osada, rápida y sabia apelación, lo detuvo de pecar.

Él sabía que YEHOVAH DIOS le había hablado, a través de Abigail, que te envió para que hoy me encontrases.

David también puede estar agradecido con YEHOVAH DIOS, porque Abigail exitosamente pudo recordarle su destino, reinar sobre Israel con justicia e integridad.

Si David asesinaba a Nabal y a su casa, siempre sería una marca oscura contra David entre los Israelitas. Siempre se preguntarían si en realidad podían confiar en él.

También pudo haber sellado su destrucción delante de Saúl, porque por primera vez David le habría dado a Saúl, una razón legítima para cazarlo como a un criminal.

David era lo suficiente hombre y sabio como para tomar el consejo de una mujer, sabía que el asunto no era el género de Abigail, sino que YEHOVAH DIOS la usó en ese momento y en ese lugar.

David hizo bien en recibir su consejo y reconocerla por su valor al entregarlo.

Es importante recordar, que Abigail no llegó a David con las manos vacías.

Una razón por la que su apelación fue efectiva, pagó a David lo que le debía. Cuando David recibió de Abigail el presente, reconoció que Nabal pagó la cuenta y no había nada pendiente.

Aquí David conoció la bendición de evitar el pecado. Ciertamente es una bendición ser perdonados de nuestros pecados, pero es una bendición aún más grande evitar nuestros pecados.

Versos del 36 al 38

Nabal le hacía honor a su nombre, era un tonto o necio. Su vida estaba en peligro inminente, su esposa lo sabía, todos sus siervos lo sabían, pero él no lo sabía. El come y bebe como si todo estuviera bien y no tuviera ninguna preocupación en el mundo.

Todo lo que Nabal tenía que hacer, era invitar a David a su enorme banquete y se le hubiera concedido seguir con vida. Su misma avaricia y necedad fueron su ruina.

Las sabias acciones de Abigail, salvaron a Nabal de David y salvaron a David de sí mismo. Pero no pudieron salvar a Nabal del juicio de YEHOVAH DIOS.

Nabal nunca estuvo fuera del alcance de YEHOVAH DIOS y cuando llegó el momento apropiado, YEHOVAH DIOS se encargó de él.

Verso 39 al 44

David supo que la muerte de Nabal, fue por juicio de YEHOVAH DIOS, el cual mostró cuando David decidió dejar, que YEHOVAH DIOS lo vengara en vez de hacerlo él mismo.

Vs 31 Abigail le pidió a David “acuérdate de tu sierva”, aquí, David se acordó de ella y la tomó como su esposa.

¿Fue esto inapropiado? ¿No estaba David ya casado con la hija de Saúl Mical? (1 de Samuel 18, 27).

El escritor de 1 de Samuel explica que en ese momento, David no estaba casado con Mical, porque Saúl se la había llevado y la había dado por esposa a otro hombre para lastimar a David, David recuperaría a Mical en 2 de Samuel 3, 13-16.

Así que, Abigail no es la segunda esposa de David, ella es su segunda “primera esposa.”

A pesar de que Abigail fue el “segundo matrimonio” de David, con Ajinoam David tomó una segunda esposa y agregaría muchas más.

¿Fue esto inapropiado? si fue pecado directamente, porque iba contra el ideal de YEHOVAH DIOS, su plan de unidad para la relación de matrimonio.

David fue un hombre de grandes pasiones y como parte de eso tuvo muchas esposas.

Pero como David realmente nunca siguió el plan de YEHOVAH DIOS y el propósito para el matrimonio, su familia nunca fue bendecida ni pacífica. Los problemas familiares trajeron a David algunas de las pruebas más grandes de su vida.

Abigail no permitió que su éxito con David, ni que la muerte de Nabal la hicieran arrogante ni mandona. Ella recibió a los siervos de David con la más grande humildad.

1 comentario en «1 Samuel Capítulo 25»

  1. Es tremendo hasta donde se extiende la misericordia de YEHOVAH para guardar a sus hijos bajo pacto; su Misericordia se manifiesta no sólo perdonando nuestros pecados si no guardándonos de no cometerlos al llevarnos al arrepentimiento aun antes de haber pecado. Gloria a YEHOVAH!

    Responder

Deja un comentario