Mosqueteros de Yehovah

1 Samuel Capítulo 21

Versos del 1 al 3

En las inciertas circunstancias en las que se encontraba, David fue al lugar correcto, la casa de YEHOVAH DIOS.

Parecía inusual para el Sacerdote Ajimelec, que un hombre prominente deambulara por las villas de Judea sólo. Esto hizo pensar a Ajimelec, que algo andaba mal así que le preguntó a David “¿Cómo vienes tú solo, y nadie contigo?”.

Esto era totalmente mentira. David fue a la casa de YEHOVAH DIOS pero mintió para protegerse, elaboró su mentira cuando puso falsas palabras en la boca de Saúl para establecer un ambiente de discreción “Nadie sepa cosa alguna del asunto a que te envío” y cuando se refirió a “los criados”, David estaba totalmente solo.

Versos del 4 al 7

Cuando David llegó al Tabernáculo en Nob estaba hambriento y sabía que necesitaría comida para el momento y para después.

El Tabernáculo de YEHOVAH DIOS, tenía una mesa que contenía doce (12) hogazas de pan, que simbolizaban la comunión continua del TODOPODEROSO con las doce tribus de Israel.

La importancia y el significado del pan se encuentra en su nombre. Literalmente, “pan de la proposición” significa “pan de los rostros”.

Es un pan asociado con y para ser comido ante el rostro de YEHOVAH DIOS. Es el “pan de la presencia”. Comer el pan de la proposición era comer el pan sagrado en la casa de YEHOVAH DIOS.

Es como un amigo y un invitado de YEHOVAH DIOS. Disfrutando su hospitalidad. En la cultura del Reino “comer juntos” forma un lazo de “amistad” que es “permanente y sagrado”.

El pan de la proposición no debía ser tratado con informalidad. De hecho, debía ser comido por los sacerdotes, será de Aarón y de sus hijos, los cuales lo comerán en Lugar Santo (Levítico 24, 9).

Aunque este pasaje de Levítico, no dice específicamente que sólo los sacerdotes podían comer el pan de la proposición, sí establece el principio que debe ser considerado como santo y no puede ser distribuido descuidadamente.

Así que Ajimelec le pregunta a David, por un nivel básico de limpieza ceremonial, antes de darle el pan de la proposición. David actuó como si viajara con un grupo. Lo que dijo era cierto de sí mismo, pero no había nadie más viajando con él.

Al darle el pan a David, Ajimelec rompió con una tradición sacerdotal pero no con la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Él entendió que la necesidad humana de David, no era un impedimento de la observancia Levítica, puesto que no tenía impureza.

Cuando los discípulos de Yeshúa Ha Mashiaj fueron criticados, por romper con la costumbre religiosa al arrancar espigas en el día de reposo para comer, Yeshúa usó lo que hizo el Sacerdote Ajimelec para explicar el asunto (Mateo 12, 1-8).

Yeshúa aprobó lo que hizo Ajimelec y le dio honor al defender esa forma de actuar.

El punto con Ajimelec y Yeshúa es poderoso, las tradiciones humanas nunca son más importantes que la Palabra de YEHOVAH DIOS. Si hubiera dicho “Sólo los sacerdotes pueden comer este pan”, hubiera sido diferente.

Pero YEHOVAH DIOS nunca dijo eso. Agregar el sólo ahí parecía lógico, pero era agregarle algo a la Palabra de vida.

Nunca debemos elevar nuestra extensión o aplicación de la Palabra, por encima del nivel que la Palabra de YEHOVAH DIOS determina.

Versos del 8 al 10

Nos encontramos con un personaje al que veremos otra vez más adelante. Doeg era el principal de los pastores de Saúl y no era Israelita sino edomita.

La palabra traducida como “principal” significa “poderoso”, también puede ser usada como “violento u obstinado”. Doeg mostraría ser un hombre violento y obstinado.

Por lo que vemos de Doeg y su personalidad, es difícil pensar que realmente estaba realizando asuntos espirituales delante de YEHOVAH DIOS en el Tabernáculo.

Probablemente estaba cumpliendo algún requisito ceremonial, relacionado con su trabajo para el rey de Israel.

Podemos entender, por qué David quería un arma y por qué la pidió. David está tratando desesperadamente de evitar la orden del rey, porque en ese momento la orden del rey era matar a David.

David se alegró de tener una buena arma “Ninguna como ella”, recordó cómo llegó a ganarla, lo había hecho con una osada confianza en YEHOVAH DIOS, le creía al TODOPODEROSO y confiaba en ÉL para resolver las consecuencias.

Si esto es verdad de la espada de Goliat, es aún más verdadero de la espada del Espíritu, la Palabra de YEHOVAH DIOS. Siempre deberíamos decir de la Palabra de YEHOVAH DIOS, “dámela”.

Verso 11

El intento de David por protegerse con mentiras ingeniosas. en vez de confiar en YEHOVAH DIOS para que lo protegiera, no le dio resultados duraderos, tuvo que huir.

David ahora estaba entre los Filisteos. Debe haber estado desanimado o engañado para pensar que podía encontrar un refugio tranquilo entre los enemigos de Israel, especialmente si iba cargando la espada de Goliat, en el pueblo natal de éste.

No tenía sentido, que el hombre que llevaba la espada de Goliat fuera al pueblo natal de Goliat (1 de Samuel 17, 4), que el hombre que había sido sostenido por el pan sagrado de YEHOVAH DIOS encontrara refugio entre los paganos.

No tenía sentido, que el hombre conforme al corazón de YEHOVAH DIOS cambiará su dirección a Gat.

Versos del 12 al 13

Los Filisteos de Gat, reconocieron a David como el rey de la tierra de Israel. Estos hombres impíos, entendían mejor el destino de David que el rey Saúl.

La canción y la danza sobre David que recorrieron a la nación de Israel (1 de Samuel 18, 6-7) también era popular entre los Filisteos. David ahora sabía que realmente la fama tenía precio.

Él sabía que lo habían descubierto y entendió que el rey Aquis no dejaría ir al hombre que mató a Goliat.

Versos del 14 al 16

David actuó de una manera extraña, rasguñando las puertas de la entrada y dejando correr la saliva por su barba. Fue como si David tirara espuma por la boca.

Básicamente, David se humilló delante de los Filisteos y actuó como un demente.

La saliva en su barba, fue especialmente convincente, porque los hombres en esa cultura consideraban esto, como algo que sólo un hombre fuera de sus cabales permitiría.

Una humillación relacionada con la barba, era considerada un insulto intolerable y no habría sido permitido por una persona normal.

El plan de David funcionó, Aquis decidió que no era David o si lo era, era un espécimen tan patético que bien podía dejarlo ir.

Cuando David intentó protegerse con mentiras e intentó encontrar refugio entre los impíos, realmente estaba actuando como un loco.

Cuando David se arrepintió, pidió misericordia y confió en YEHOVAH DIOS una vez más, fue como si el Altísimo hubiera dicho “Has estado actuando como un demente. Sigue actuando hasta que te saque de ésta”.

El salmo 56 circunda la situación de David en este punto, mientras que el Salmo 34 es la declaración de gozo de David cuando escapó de Gat con vida. El Título del Salmo 34 dice, Salmo de David, cuando mudó su semblante delante de Abimelec y él lo echó y se fue.

Salmos 34, 1-4 “David estaba lleno de gratitud hacia YEHOVAH DIOS, está especialmente gozoso porque lo libró de un desastre que él mismo provocó”.

La maravillosa bondad de YEHOVAH DIOS es mostrada cuando nos libera, cuando realmente no lo merecemos.

1 comentario en «1 Samuel Capítulo 21»

  1. Gloria a YEHOVAH que nos muestra que en ningun momento debemos manejar el control o manipular las cosas en nuestras propias fuerzas, cuando vivimos confiados en la promesa de YEHOVAH que se cumplirá certeramente.

    Responder

Deja un comentario