Mosqueteros de Yehovah

1 Samuel Capítulo 18

Versos del 1 al 4

Cuando David terminó la conversación de “después de matar a Goliat” con Saúl, su fama en Israel estuvo asegurada. Realizó un extraordinario acto heroico y fue inicialmente bienvenido por el liderazgo de Israel.

Jonatán, el hijo de Saúl, apareció antes en 1 de Samuel 14. Él es el extraordinariamente valiente, hombre de fe que inició una batalla en solitario contra los Filisteos.

Jonatán era muy parecido a David. Eran aproximadamente de la misma edad, aunque Jonatán era por lo menos cinco años mayor.

Ambos eran osados, hombres de gran confianza en YEHOVAH DIOS y de acción.

Sobre todo, ambos tenían una relación real con YEHOVAH DIOS.

Esto sucedió después de que David, hubiera acabado de hablar con Saúl. Jonatán escuchó a David dar una extendida explicación de su corazón y su fe en YEHOVAH DIOS viviente y entonces Jonatán supo que él y David tenían el mismo corazón.

Ellos no hubieran podido ser amigos tan íntimos, hasta que Jonatán supo eso sobre David, Jonatán era el que más tenía que temer del éxito de David.

Sin embargo, “él amó a David” porque lo que tenían en común, era una comunión con YEHOVAH DIOS y esto era mucho más grande que cualquier diferencia.

David aún tenía el corazón de un pastor, pero sería algo más que un pastor.

Dos hombres, cada uno en camino hacia el mismo trono. Sin embargo, hicieron Pacto de amistad que probaría ser más fuerte que los celos, la envidia y la ambición.

Cuando Jonatán le dio a David el manto y su espada, dijo con esta acción, “Tú serás el próximo rey de Israel. Debes ser vestido y armado como el príncipe heredero”.

La mano de YEHOVAH DIOS está contigo y estas indumentarias reales, te pertenecen por derecho.

Debido a que Jonatán estaba rendido YEHOVAH DIOS, podía ver la mano de YEHOVAH DIOS con David.

Conocía el destino de David y estaba perfectamente dispuesto, a hacer a un lado su ambición para honrar la elección de YEHOVAH DIOS.

Por su parte, David recibió el manto y la espada de Jonatán. Pero no dijo ni pensó, “Bien Jonatán, Todos vemos quién es el jefe por aquí. Ahora apártate de mi camino porque voy a reemplazar a tu padre tan pronto como sea posible”.

Pasarían alrededor de veinte (20) años, para que David recibiera el trono de Israel y reemplazara a Saúl.

Si Jonatán estaba listo para reconocer a David, como la elección de YEHOVAH DIOS para el próximo rey, David estaba dispuesto a dejar que YEHOVAH DIOS lo pusiera en el trono y a que lo hiciera en Su tiempo.

Ambos hombres estaban totalmente sometidos a YEHOVAH DIOS.

Versos del 5 al 9

David se sometió por completo a Saúl y buscó servirle prudentemente en todos los sentidos.

David sabía, que la manera de ser bendecido, era siendo de Bendición para su jefe. No socavaría la autoridad de Saúl de ninguna forma.

David rápidamente se volvió popular entre el pueblo y entre los líderes, los siervos de Saúl.

Él no buscó esta popularidad y no dependió de ninguna herramienta carnal para ganarla, se volvió popular porque era un hombre conforme al corazón de YEHOVAH DIOS y el pueblo pudo ver el amor, la sabiduría y la paz de YEHOVAH DIOS en él.

Cuando el pueblo de Israel empezó a cantar, todo mundo sabía que David era más popular que Saúl.

Conociendo su carácter, no nos sorprendemos de la reacción de Saúl. Saúl no tenía una buena o cercana relación con YEHOVAH DIOS.

Lo único que tenía para afirmar su corazón era el elogio del hombre, así que cuando David recibió más elogios, realmente molestó a Saúl.

Ahora la mente de Saúl estaba llena de sospechas hacía David. Empezó a escuchar casi todo lo que David decía con oídos sospechosos. Veía sus acciones, con ojos sospechosos, con pensamientos retorcidos por la sospecha.

Verso 10

Este espíritu malo fue mencionado por primera vez en 1 de Samuel 16, 14 “Vino sobre Saúl, permitido por YEHOVAH DIOS, cuando Su espíritu se apartó de Saúl”.

David fue traído a la corte de Saúl para tocar música, para que Saúl fuera ministrado. La gramática Hebrea para “desvaríos” es “profecía” de parte de YEHOVAH DIOS.

Saúl balbuceaba como un hombre que no estaba bien de la cabeza.

Las mismas manos que habían matado a Goliat y llevado el trofeo de su cabeza degollada, ahora tocaban dulcemente música delante de YEHOVAH DIOS, ministrando a un rey atormentado.

David tenía un arpa y tocaba con su mano, pero en la mano de Saúl había violencia.

Verso 11

Si hay una lanza en su mano, usted probablemente la usará. Mientras Saúl sostenía la lanza el espíritu malo se movió sobre él y en vez de ser ministrado por la música de David, el espíritu malo llevó a Saúl a atacar a David.

Saúl arrojó la lanza y falló. Tal vez la puntería de Saúl no era buena, afectada por su pobre estado mental y emocional.

David vio la lanza y se agachó. YEHOVAH DIOS simplemente desvió sobrenaturalmente la lanza. Él la evadió dos veces.

Las palabras más increíbles de este capítulo son “dos veces”, significa que Saúl arrojó y falló dos veces, después de haber fallado la primera vez, David regresó y tocó otra vez.

Versos del 12 al 16

Al juzgar por la apariencia exterior, Saúl está en control, tiene el trono, el ejército, las lanzas. Sin embargo, Saúl estaba temeroso de David, por cuanto YEHOVAH DIOS estaba con él.

Saúl estaba incómodo con David, se le hizo difícil el tenerlo cerca de él, por lo cual lo alejó. Su deseo no era bendecir a David, sino acomodar las cosas para que se hiciera daño.

Los celos de Saúl lo habían vuelto manipulador, trabajando un plan secreto y oscuro contra David. No es sencillo comportarse prudentemente cuando eres expulsado del palacio, cuando tiene enemigos poderosos y decididos.

David se volvió popular porque YEHOVAH DIOS estaba con él, fue tentado a usar esta popularidad como una lanza contra Saúl, pero se rehusó.

Saúl podía atacar y lastimar a David de muchas maneras, pero YEHOVAH DIOS no permitiría que Saúl tuviera la victoria.

Versos del 17 al 19

Saúl cumple su promesa, ofreciendo a Merob su hija mayor a David. La oferta de matrimonio parecía un gesto de bondad y amabilidad de parte de Saúl.

Pudo pensar David, Saul me ha perdonado, ha dejado que el pasado quede atrás, él me arrojó dos lanzas antes, pero todo eso ha terminado ya. “Pero Saúl no pensaba de esa manera en absoluto. En su corazón había un motivo diferente”.

Saúl trabaja como un ingenioso manipulador. Toma ventaja de la lealtad y el patriotismo de David “que me seas hombre valiente”, “pelees las batallas de YEHOVAH DIOS”.

David no tenía idea de lo que estaba sucediendo en el corazón de Saúl. David simplemente tenía un corazón humilde delante de YEHOVAH DIOS y ÉL lo protegió contra la manipulación de Saúl.

Cuando David se mostró preparado para casarse con Merob, Saúl intentó otra estrategia. Repentinamente se la dio a otro hombre, para intentar hacer enojar a David o ponerlo celoso.

Versos del 20 al 25

Saúl se alegró de escuchar esto “le pareció bien a sus ojos”. No nos sorprende que Mical se sintiera atraída a David, debido a su carácter, cualidades y fama.

Pero como será evidente más adelante en el matrimonio de David con Mical, ella realmente no se sentía atraída por el corazón de David para YEHOVAH DIOS.

Esto podía haber significado dos cosas diferentes. Primero, Saúl quería que David sufriera consecuencias a causa de la dote o que Saúl conociera el carácter y el corazón de Mical y supiera que ella iba a ser un lazo para él como esposa, 2 de Samuel 6, 16-23.

“David no se querrá casar con Mical porque no tiene una dote lo suficientemente grande. Él es demasiado humilde como para preguntarme por los términos, así que yo se los sugeriré”, entonces Saúl le dice “El rey no desea la dote”.

Eso lo hacía sonar como si Saúl no estuviera pidiendo mucho, cuando en realidad estaba pidiendo algo mucho más grande que dinero, le pide a David que ponga su vida en gran riesgo, porque Saúl lo quería muerto “cien prepucios”.

Versos del 26 al 27

David tenía un corazón tan puro y humilde que parecía ciego a la astucia y manipulación de Saúl.

Un simple hombre puede sobrevivir en medio de semejante traición, cuando YEHOVAH DIOS está con él.

David respondió al intento de manipulación de Saúl, tomando control de la situación y siendo un siervo humilde y dando más de lo que se le había pedido.

Hay muchas ocasiones, en las que desearíamos que hubiera una Biblia visual o ver eventos Bíblicos exactamente cómo sucedieron. Esta es una ocasión en la que nos alegramos de que la Biblia no sea Ilustrada.

Versos del 28 al 30

En Saúl no nació de su corazón el respetar a David y abrir camino para la elección de YEHOVAH DIOS, para que llegara al trono.

Mientras más cerca estuviera David de YEHOVAH DIOS, más irritaba a Saúl y éste tenía más temor de David.

Los Filisteos salieron a campaña contra David, en venganza por lo que ellos veían como una terrible desgracia contra el pueblo Filisteo. Saúl quería hacer de David un hombre marcado y lo logró.

El plan de Saúl fracasó y le salió contraproducente. David no sólo seguía con vida, sino que era más popular y estaba más cerca de YEHOVAH DIOS que nunca.

Saúl no había terminado y usaría más manipulación, astucia y violencia para atacar a David.

1 comentario en «1 Samuel Capítulo 18»

Deja un comentario