Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 16

Versos del 1 al 3

Después de muchos años, desde que el Arca fue perdida en batalla, el Arca regresa al centro de la conciencia nacional de Israel.

El emblema de la Presencia y la Gloria de YEHOVAH DIOS, fueron colocados en su lugar apropiado en Israel.

El holocausto hablaba de consagración. Los sacrificios de paz hablaban de compañerismo.

Este era un día de gran consagración y compañerismo con YEHOVAH DIOS. También fue un gran banquete y comida para todo el pueblo.

Estos sacrificios eran una parte importante de la ceremonia, descuidados en el primer intento de llevar el Arca del Pacto a Jerusalén.

Esto los señalaba a Yeshúa Ha Mashiaj, liberándolos de sus pecados, tanto del crimen como de la maldición, les enseñaba agradecimiento por el Salvador y todos los beneficios en Él y por Él.

Versos del 4 al 6

Al final de este espectacular día de celebración, David estableció una institución de adoración y conmemoración duradera en el Arca del Pacto.

No debía ser una jornada de un solo día, sino un Ministerio continuo delante del Altísimo.

El nombramiento de David de los levitas para ministrar en música y alabanza a YEHOVAH DIOS, marca un significativo avance en la historia de adoración de Israel.

Sus anteriores arreglos para la música habían sido ideados para una sola ocasión, pero ahora se tiene la visión de un servicio continuo.

En los nombramientos levíticos para ese día y en adelante, David eligió algunos levitas para que se enfocaran en conmemorar las grandes cosas que YEHOVAH DIOS había hecho.

Simplemente recordar las grandes Fiestas (Ensayos) de YEHOVAH DIOS es una parte importante y sin embargo, descuidada de la vida cristiana.

Todo indica que David pensaba que los levitas habían asignado a Hemán como el líder de adoración (1 de Crónicas 15, 17), en este tiempo David promovió a Asaf a esta posición.

Asaf representaba al clan levítico principal de Guersom (1 de Crónicas 6, 39-43).

La habilidad personal también pudo haber sido un factor contribuyente, Asaf y sus descendientes son nombrados como compositores de doce de los salmos del Antiguo Testamento.

Verso 7

David fue conocido como el dulce cantor de Israel (2 de Samuel 23, 1) y escribió este salmo especialmente para agradecer a YEHOVAH DIOS en el día que el Arca del Pacto fue llevada a Jerusalén.

El Salmo se encuentra en el Libro de los Salmos, su primer movimiento (8-22) en Salmos 105, 1-15 y su segundo movimiento (23-33) en Salmos 96,1b-13a, su tercer movimiento (34-36) consiste en una cita de las frases de apertura y cierre del Salmo 106, 1-48.

Los tres Salmos canónicos que citó son anónimos “salmos huérfanos” significa “sin título” en el salterio del Antiguo Testamento, pero sobre la base del uso que hace el rey aquí, deben ser clasificados como suyos.

Versos del 8 al 13

Como muchos salmos, este comienza con un llamado a adorar, prácticamente en la forma de un mandato.

Sin embargo, el salmo respira con demasiada emoción como para que esta sea realmente un mandato, es una exhortación a la comunidad del pueblo de YEHOVAH a unirse en alabanza a su DIOS.

Todo el bien que disfrutamos viene de YEHOVAH DIOS. ¡Recordemos eso! Por desgracia la mayoría de los hombres lo olvidan.

En unos pocos versos, David menciona un número notable de maneras, por lo menos ocho en que uno puede alabar y glorificar a YEHOVAH DIOS.

Algunas de ellas le hablan directamente a YEHOVAH DIOS como “cantadle salmos”, algunas le hablan a otros de la grandeza de YEHOVAH DIOS “Dad a conocer en los pueblos sus obras” y algunas son conversaciones con uno mismo “Haced memoria de las maravillas que ha hecho”.

Este llamado a alabar es dirigido al pueblo de YEHOVAH DIOS. Como será señalado después en el Salmo, toda la creación tiene la responsabilidad de alabar a su Creador, es la responsabilidad especial del pueblo de YEHOVAH DIOS.

Versos del 14 al 19

David pronto comenzará a cantar sobre la relación especial entre YEHOVAH DIOS y el pueblo de su Pacto.

Sin embargo, introduce estas ideas con el pensamiento de que YEHOVAH DIOS es el Señor de toda la tierra. Su autoridad no está limitada al pueblo de su Pacto.

Hace memoria de su Pacto perpetuamente, YEHOVAH DIOS quería que su pueblo nunca olvidara el Pacto que hizo con ellos.

El trato de YEHOVAH DIOS con el hombre a lo largo de la historia, ha estado basado en la idea del Pacto.

· YEHOVAH DIOS hizo un Pacto con Abraham sobre una tierra, una nación y una Bendición Mesiánica particular (Génesis 12, 1-3).

· YEHOVAH DIOS hizo Pacto con Israel como nación, acerca de una Ley, sacrificio y elección de Bendecir o maldecir (Éxodo 19, 5-8).

· YEHOVAH DIOS hizo un Pacto con David, acerca del linaje específico del Mesías (2 de Samuel 7).

· YEHOVAH DIOS hizo un Pacto con todos los que creyeran en su Hijo, el Nuevo Pacto a través de Yeshúa Ha Mashiaj (Lucas 22,20).

Era totalmente apropiado que este salmo se enfocara en la idea de su Pacto, porque estaba escrito para la llegada del Arca del Pacto, al lugar que David preparó para ella en Jerusalén.

En la restauración del Arca después de un periodo de abandono, el pueblo encontró un símbolo seguro de esa misericordia.

David aquí resalta la Promesa de la tierra que YEHOVAH DIOS le hizo a Abraham, como parte de su Pacto con el patriarca (Génesis 12, 1.13, 14-17).

La tierra pertenecía a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob a través de este Pacto.

En esto vemos que esta porción del salmo es en gran parte para enseñanza.

Esta estrofa no fue concebida principalmente como una declaración de alabanza a YEHOVAH DIOS, sino como información de adoración para el pueblo de YEHOVAH DIOS.

Versos del 20 al 22

En el relato de la llegada del Arca del Pacto registrado en 2 de Samuel, no se incluye este salmo de David.

Aquí vemos porque el cronista que escribe poco después del exilio babilónico, estaba ansioso por incluirlo.

Esta línea del salmo de David alaba a YEHOVAH DIOS por la protección providencial de su pueblo, cuando estuvieron fuera de la tierra prometida.

Se podría decir que esto era incorrecto, después de todo, los opresivos faraones parecieron hacer mucho daño a Israel.

Sin embargo, en una visión más amplia de ver la obra de YEHOVAH DIOS incluso a través de semejantes tiempos dolorosos, David no permitió que nadie los oprimiese.

Esto parece referirse al pueblo de YEHOVAH DIOS como un todo en vez de ungidos particulares o profetas individuales.

Versos del 23 al 30

El pueblo del Pacto de YEHOVAH DIOS tiene una responsabilidad especial de alabarlo, pero toda la tierra también debería proclamar de día en día su Salvación.

David regresa a dirigirse particularmente al pueblo de YEHOVAH DIOS, implorándoles que les digan a todos sobre la grandeza de YEHOVAH DIOS y su superioridad sobre todos los dioses.

Esto no es en el sentido de dar algo a YEHOVAH DIOS que aún no tiene.

Es en el sentido de darle crédito a YEHOVAH DIOS de lo que ya posee, pero a lo que el hombre a menudo se ciega.

La Santidad de YEHOVAH DIOS, “Su ser apartado”, tiene una maravillosa y distinta hermosura al respecto.

Es hermoso que YEHOVAH es DIOS y no hombre, que es más que el hombre más grande o un super hombre. Su Santo Amor, Gracia, Justicia y Majestuosidad son hermosos.

Versos del 31 al 33

David sabía que la misma creación alababa a YEHOVAH DIOS.

Sabía que la belleza, el poder, la habilidad y la majestad de la creación eran en sí mismos, un testimonio de alabanza a su Creador.

Israel tenía la Palabra de YEHOVAH DIOS para hablarles de Su reino y su juicio venidero.

Las naciones tienen el testimonio de la creación para decirles lo que deben saber sobre YEHOVAH DIOS (Romanos 1, 19-23).

La creación misma nos habla de un YEHOVAH DIOS de infinita sabiduría, poder y orden, lógicamente deduce que este DIOS reina y viene a juzgar la tierra, entendiendo que su orden, poder y sabiduría son expresados moralmente, así como materialmente.

Versos del 34 al 36

Esta es otra demostración por qué el cronista escogió incluir este salmo de David en el relato de la llegada del Arca a Jerusalén.

Estas palabras antiguas de David tendrían una relevancia especial para los exiliados que acababan de regresar.

No solo tendrían la confianza en la capacidad de YEHOVAH DIOS de recogerlos y librarlos, sino también estarían motivados a dar gracias y a gloriarse en sus alabanzas.

Nos recuerda que el salmo de David no fue entonado como un solo. Los corazones y tal vez las voces del pueblo estaban en completo acuerdo con él a través del salmo.

Versos del 37 al 43

Hace hincapié en lo señalado anteriormente en Vs 4 al 6, que David deliberadamente planeó que esto fuera más que un día espectacular.

Instituyó un servicio continuo delante del Arca del Pacto, en su nuevo lugar de descanso en Jerusalén.

Nos recuerda que el centro del sacrificio seguía en el Altar del Tabernáculo en Gabaón.

Por el momento, las actividades de adoración de Israel y su personal, estaban divididos entre el Arca en Jerusalén y el Altar tendido en Gabaón.

Cuánto tiempo continuó el servicio en Gabaón, no podemos saber, las funciones principales sin duda eran realizadas en Jerusalén.

Deja un comentario