Mosqueteros de Yehovah

1 Crónicas Capítulo 12

Versos del 1 al 2

El tiempo de David en Siquelag se describe en 1 de Samuel 27 y 30.

Fue un tiempo en el que David vivió en el territorio de los filisteos, para escapar de la búsqueda homicida del rey Saúl. Vinieron guerreros poderosos y expresaron su alianza a David y a su causa.

Fue especialmente sorprendente porque ellos eran de los hermanos de Saúl de Benjamín y por lo tanto tenían mucho que ganar si el reino de Saúl continuaba.

Ellos escogieron a David sobre Saúl porque sabían que YEHOVAH DIOS estaba con David.

Jueces 3, 15 y 20, 16 hace mención especial de los guerreros zurdos, cuánto más si los soldados pueden usar ambas manos.

Versos del 3 al 16a

Como se mencionó en el capítulo anterior, el ejército de David parecía estar organizado en grupos de treinta o en líderes de treinta.

De la misma manera, que un centurión romano era un líder de cien soldados.

Sus rostros eran como rostros de leones y eran ligeros como las gacelas sobre las montañas. Estos gaditas eran soldados impresionantes:

· Hombres de guerra muy valientes de gran valor y espíritu guerrero.

· Valientes para pelear pacientemente, recibían el entrenamiento necesario para ser grandes guerreros.

· Diestros con escudo convencionales y con los que brindaban protección a todo el cuerpo, hombres hábiles en el uso de sus armas esenciales, tanto defensivas como ofensivas, con habilidad obtenida de su entrenamiento.

· Sus rostros eran como rostros de leones, porque tenían la actitud tranquila de hombres que confiaban en YEHOVAH DIOS.

Tenían el semblante de guerreros feroces y tranquilos. Impávidos, feroces y terribles para sus enemigos. Se atrevieron a mirar a la muerte a la cara en grandes aventuras en el campo.

· Eran ligeros como las gacelas sobre las montañas, hombres móviles, activos, listos para pelear cuando fuera necesario.

Como ejemplo del valor de estos hombres, el cronista registra una ocasión en la que estos valientes guerreros cruzaron el Jordán en un tiempo peligroso (Josué 3, 15; 4, 18).

Versos del 16b al 23

Nos muestra tanto el gran corazón de David como su confianza en YEHOVAH DIOS.

El recibió a estos soldados de quienes tenía razones para sospechar. En sus palabras a los hijos de Benjamín, apeló a Dios por sabiduría y justicia.

Literalmente, “El Espíritu invistió a Amasías”, esta frase del Antiguo Testamento solo se utiliza en Jueces 6, 34 y 2 de Crónicas 34, 20.

Frase que pudo estar en la mente de Yeshúa Ha Mashiaj, cuando le prometió a sus seguidores que serían investidos de poder desde lo alto (Lucas 24,49).

Lo que los hijos de Benjamín sabían sobre David, era que YEHOVAH DIOS le ayudaba, lo que hacía que quisieran seguirlo.

Durante su tiempo en Siquelag, David intentó pelear junto con los filisteos contra Saúl y el ejército de Israel.

Los líderes filisteos, temiendo que David planeara pasarse a su señor Saúl, se negaron a permitir que David y sus valientes participaran en la batalla (1 Samuel 27).

Bajo la mano de YEHOVAH DIOS y su siervo David, estos hombres valientes que comenzaron como personas inconformes, que no tenían a donde ir (1 de Samuel 22, 1-2), se convirtieron en una fuerza increíble.

David y sus hombres valientes se necesitaban mutuamente y no eran nada sin el otro.

Versos del 24 al 38

Algunos piensan que los Levitas tenían prohibido ir a la guerra, pero esto no se menciona específicamente.

Números 1, 47-53 dice que en ese censo no debían ser contados entre las otras tribus, cuando los hombres que estaban listos para la batalla eran enumerados, pero no dice que no podían pelear nunca por Israel.

Algunas tradiciones antiguas, atribuyen este entendimiento de los tiempos a una habilidad en astrología, sin embargo, no hay fundamento para esta especulación.

Deberíamos ver que estos hijos de Isacar apoyaron al rey Saúl, hasta el tiempo indicado en que le dieron su apoyo a David.

La idea detrás de la frase “sin doblez de corazón”, es que eran hombres de un corazón sencillo o completo en su devoción al rey David.

Dispuestos a pelear sin cuartel en favor de David, firmemente decididos a ayudar a David o completamente leales a David.

Versos del 39 al 41

Esta celebración llegó tarde, alrededor de siete años después de la muerte de Saúl, pero llegó. Todo el pueblo de YEHOVAH DIOS reconoció a David como su rey.

Significativamente, David no forzó su reinado sobre el pueblo, esperó hasta que ellos estuvieron dispuestos a ponerlo por rey sobre todo Israel.

Recibir a su rey legítimo y ungido trajo alegría a Israel.

El párrafo en su conjunto, sin embargo, muestra que el pueblo de YEHOVAH DIOS es el verdadero héroe del capítulo.

Esos israelitas ejemplifican el principio de que cuando el pueblo de YEHOVAH DIOS se compromete el uno con el otro en servicio obediente al rey elegido por el Altísimo, encuentran tanto unidad como alegría.

La coronación de David fue la unificación del reino. Aquí está el secreto de la unidad de la iglesia.

Nunca lo lograremos tratando de alcanzar unidad de pensamiento, o hechos, u organización.

Es cuando cada corazón individual corone al Salvador, que nos volveremos uno con todas sus almas hermanas en el reino eterno de YEHOVAH DIOS.

2 comentarios en «1 Crónicas Capítulo 12»

  1. En este capítulo volvemos a hacer memoria de la gran confianza de David y como se pone de manifiesto el carácter del hombre dependiente de YEHOVAH: Proverbios 10:22 La bendición del Señor trae riquezas, y nada se gana con preocuparse.

    Este carácter se evidencia en el versículo 17: —Si vienen en son de paz y para ayudarme, los aceptaré; pero, si vienen para entregarme a mis enemigos, ¡que el Dios de nuestros padres lo vea y lo castigue, pues yo no soy ningún criminal!

    David estaba tan convencido de que si caminamos en el medio de la voluntad de YEHOVAH Él es el que pelea por nosotros, que sus palabras expresan un total descanso por meditar de continuo en la promesa de YEHOVAH sin que las circunstancias a su alrededor pudieran amedrentar su esperanza.

    Responder
  2. Gloria a Yehovah 📖 por su Palabra que nos reafirma que nuestra fuerza no es por alguna capacidad física, sino por la confianza que tenemos en el Todopoderoso 🙌

    Responder

Deja un comentario