Mosqueteros de Yehovah

Sirácides Capítulo 25

Versos 1 al 2

Lo que causa deleite y lo que causa disgusto. Un nuevo proverbio numérico en el cual se contraponen aquellas cosas que deleitan la vida del sabio y aquellas que le causan fastidio.

El sabio se debe deleitar en lo que agrada a YEHOVAH DIOS: la fraternidad, la lealtad y la armonía de los esposos y debe rechazar o evitar caer en extremos que contradicen la verdadera calidad humana.

Los cuales ilustra con las detestables figuras del pobre orgulloso, el rico tacaño y el viejo mujeriego y tonto.

Versos del 3 al 6

Vejez. El ideal de todo hombre debe ser llegar a una vejez cargado de experiencia de vida para que aun en su situación física limitada, sus pensamientos y sus palabras sirvan de luz y de guía para los que están apenas comenzando a vivir.

Pero este ideal no llega en el momento de la vejez, hay que comenzar a amasarlo desde la juventud.

Versos del 7 al 12

Diez bienaventuranzas. Hay muchas formas de ser feliz, y uno de los secretos del sabio está en saber encontrar dicha y felicidad en cada circunstancia de la vida.

El autor dice que guarda nueve bienaventuranzas en su corazón y quiere proclamar una décima.

Con lo cual indica que cada aspirante a sabio puede seguir agregando una y otra bienaventuranza.

Lo que es lo mismo, uno y otro motivo para sentirse feliz (creer en las promesas de YEHOVAH DIOS) en esta vida.

Contrasta esta perspectiva con situaciones a veces tan extremas que frecuentemente se encuentran en nuestro mundo moderno.

Niños, jóvenes y adultos a quienes nada les falta y, sin embargo, no son felices quizás porque interiormente están vacíos a pesar de la abundancia externa.

Lo actual de estas bienaventuranzas de Ben Sirá, está en que una vez más encontramos que la felicidad de la vida no está en el tener, en el poseer, sino en el ser y en el esfuerzo cotidiano de obrar conforme a lo establecido por la Palabra de YEHOVAH DIOS.

Versos del 13 al 26

Comienza con la mujer mala y buena haciendo una exhortación con esta instrucción.

Constatación del comportamiento social de una época y el reflejo de unos valores culturales, que desde luego tienen que ser modificados e iluminados a la luz de las enseñanzas de Yeshúa de la cultura patriarcal en las cuales se deben basar nuestras relaciones actuales.

Deja un comentario