Mosqueteros de Yehovah

Sirácides Capítulo 22

Versos del 1 al 8

Educación de los hijos. Muchos males se pueden evitar corrigiendo desde temprano a los hijos.

Nótese cómo en el caso de los hijos malcriados, se habla de desgracia, pero en el caso de las hijas, la desgracia es mucho peor.

Se trata de una sociedad patriarcal de acuerdo a la Palabra de YEHOVAH DIOS, porque ÉL es Padre, impone a la mujer (Ekklesía) criterios de conducta y de moral, en el respeto a YEHOVAH DIOS y sus autoridades tratándose de una mujer soltera o a su marido si es ya casada.

Versos del 9 al 15

El necio. Según el modo de pensar de Ben Sirá, el que es necio e insensato ya no tiene remedio, no hay posibilidad alguna de que pueda cambiar su vida.

Era la manera de ver de los griegos, el mundo para ellos estaba dividido entre libres y esclavos, ricos y pobres, necios y sabios, forma de ver la realidad que no dejaba oportunidad para el cambio, se trata de una realidad inamovible.

Detrás de ellos están dos doctrinas distintas, autosuficiencia y sujeción a YEHOVAH DIOS, libertinaje y caminar sujeto a YEHOVAH DIOS

Versos del 16 al 18

Ponderación. Las cosas bien hechas, la palabra bien dicha y sobre todo en el momento oportuno, son las que tienen un verdadero sentido y valor.

Éste es otro ideal que el sabio debe alcanzar.

Versos del 19 al 27

Amistad. Uno de los valores más importantes del ser humano es la capacidad de hacer amigos, aunque no todo el mundo tiene la capacidad de mantener ese valor en el grado tan alto que de por sí posee la amistad.

Hay muchas maneras de romper una amistad y hay también la posibilidad de reconstruirla, sin embargo, hay amistades rotas que son irrecuperables.

Según el modo de pensar de Ben Sirá son aquellas que han terminado por traición, por descubrir secretos y por arrogancia (vs 22).

Lo más saludable es saber ganarse a los buenos amigos y mantener la lealtad. Ben Sirá recomienda hacerse amigo del pobre, porque en el caso de que prospere, nos será de gran apoyo.

Lo mismo solidarizarse con el triste y atribulado, eso es estar con el amigo en su desgracia, de un amigo así es muy difícil dudar.

Deja un comentario