Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 80

Este Salmo tiene por título, “Al músico principal, sobre Lirios. Testimonio. Salmo de Asaf”. Como con el Salmo 45, 60 y 69, este Salmo está sobre Lirios.

La frase se puede referir a la belleza de la composición, a la tonada, o aun a un instrumento de seis cuerdas conocido como el “Shoshannim”, la traducción literal del Hebreo.

Como varios de los Salmos de Asaf, este es atribuido a un Asaf posterior.

Aquí no solamente el reino del sur, sino también el reino del norte, llama a DIOS el “Pastor de Israel” y habla de Efraín y Manasés, dos de las mayores tribus del norte y ya pide por la liberación de Israel.

Es mejor visto como un ruego por la liberación del reino del norte, en algún tiempo antes de su caída antes los ejércitos Asirios en 721 a.C.

Versos del 2 al 4

Pidiéndole al Pastor de Israel por restauración, la imagen de un rey o gobernante sobre un pueblo tenido como el pastor era común en el mundo antiguo.

Asaf correctamente entendió de una manera especial y maravillosa que “YEHOVAH era el Pastor de Israel”, quien ha pastoreado y pastoreará como a ovejas a José.

Esto tiene en mente dos aspectos, el aspecto menor es la Presencia de YEHOVAH DIOS como conectada con el Arca del Pacto y la institución del Tabernáculo/Templo.

El gran aspecto es el reconocimiento que en el cielo y su realidad, YEHOVAH DIOS si está entre querubines.

Asaf pidió que el Altísimo de esta majestad y gloria resplandeciera a favor de Su pueblo.

Cuando YEHOVAH DIOS resplandece, la oscuridad y penumbra se desvanecen y es engrandecido.

En el orden de arreglo alrededor del Tabernáculo y en el orden de la marcha, estas tres tribus estaban agrupadas juntas al lado este del Tabernáculo (Números 2 y 10).

El DIOS lo suficientemente poderoso para pastorear a Israel y sacarlos de Egipto hacia Canaán, era más fuerte para librarlos de su crisis actual, si Su poder era despertado. Esta era una oración de Fe, entendimiento y dependencia.

Esto comienza un refrán que es repetido en tres ocasiones en este Salmo (Versos 3. 8. 20), expresaba la confianza y dependencia sobre YEHOVAH DIOS y la seguridad que Su favor, mostrada por Su rostro resplandeciente, era todo lo que se necesitaba para la restauración y bendición de Israel.

Esto se remonta a la bendición que los sacerdotes fueron ordenados a proclamar hacia el pueblo de Israel (Números 6, 24-26), representa la presencia, placer y favor de YEHOVAH DIOS.

Versos del 5 al 8

La ira de DIOS hace que Su pueblo se entristezca, el corazón de Asaf se derramó en tristeza delante de YEHOVAH DIOS, es algo terrible el sentir que DIOS está indignado y que ÉL está contra la oración de Su Pueblo.

La tristeza es más profunda cuando es reconocido DIOS de los ejércitos celestiales, YEHOVAH DIOS de los ejércitos, quien se ha puesto a Sí mismo de alguna manera en contra de Su pueblo.

Asaf utilizó la metáfora de comer y beber para expresar la gran tristeza del pueblo de DIOS.

Salmo 42, 4 utiliza una imagen similar: “Fueron mis lágrimas mi pan de día y de noche“.

Las burlas e insultos de los enemigos de Israel eran dolorosos para Asaf y el pueblo de DIOS en la condición humillante en la que estaban, les ardía ser escarnio a sus vecinos y el escuchar su risa burlesca.

Asaf repite y refuerza el refrán del versículo 4, añadiendo YEHOVAH DIOS de los ejércitos, enfatizando Su poder y autoridad.

Una fresca expresión de su miseria hecha por la oración fresca de restauración y rescate del rostro resplandeciente y de aprobación del Justo Juez.

Versos del 9 al 12

La vid de Israel es plantada en la Tierra Prometida, la vid es una ilustración familiar de Israel en el Antiguo Testamento. Esta vid fue trasplantada de Egipto y fue llevada hacia la Tierra Prometida.

En Canaán DIOS la plantó limpiando sitio al echar a las naciones Cananeas.

La vid de Israel fue bendecida en la Tierra Prometida, bajo la bendición de DIOS se arraigaron y llenaron la tierra, de una manera en la cual no pudieron hacer la variedad de tribus Cananeas.

Creció tan fuerte y segura en la tierra que hizo lo que era botánicamente imposible en un sentido literal, la vid creció tanto como los cedros y los montes fueron cubiertos de su sombra.

En su cima bajo el Rey David y el Rey Salomón, el dominio de Israel se extendió del Mar Mediterráneo hacia el río Éufrates.

Este extenso dominio de Israel fue prometido en Éxodo 23, 31, en Deuteronomio 11, 24 y en 1 Reyes 5, 1, muestra el ser cumplido en los días de Salomón, quien heredó el dominio de David.

Versos del 13 al 14

La vid desprotegida, en el antiguo Israel un viñedo y su vid era a menudo rodeado por un vallado grueso y lleno de espinos para mantener alejados a los ladrones y animales salvajes.

Asaf miró el estado de aflicción de Israel y podía ver a los vallados simbólicos aportillados y hecho por la mano de YEHOVAH DIOS.

Sin la protección de los cercos de YEHOVAH DIOS, la tierra de Israel estaba lista para ser saqueada y devorada por sus enemigos.

“Jabalíes salvajes son notables” por su destrucción y rápidamente pueden destrozar un viñedo.

Los enemigos de YEHOVAH DIOS son ilustrados como tales bestias salvajes y destructivas.

Versos del 15 al 17

Una oración para que DIOS se apiade de la vid desolada.

Con un ruego serio Asaf oró a favor de la nación, rogándole a YEHOVAH DIOS que se volviera hacia ellos y que mirara hacia lo grande de su necesidad y que visitara esta viña la cual ÉL mismo había plantado.

La gran desolación de esta viña llegó de la reprensión de YEHOVAH DIOS mismo, “el reproche de tu mirada”.

Versos del 18 al 20

Restauración en la Mano Derecha del Varón de YEHOVAH DIOS.

En el lugar de humillación de Israel, Asaf sabía que la nación necesitaba liderazgo, le pidió a YEHOVAH DIOS que estuviera y que la bendijera, “que tu mano apoye al hombre”, se refiere a un hombre en particular, el varón de la diestra de DIOS.

Quizás Asaf tenía primeramente en mente al rey actual de Israel, pero finalmente el Varón de la diestra de DIOS es Yeshúa Ha Mashiaj (Efesios 1, 20; Hebreos 8, 1).

De nuevo, esto probablemente fue orado pensando primeramente en el rey actual de Israel.

Pero el Hijo de Hombre definitivo fue Yeshúa Ha Mashiaj, quien recibió el poder de YEHOVAH DIOS como un Hijo que se somete a Su Padre en el cielo.

En la fortaleza de este Hijo de Hombre hecho fuerte, este Varón de la diestra de YEHOVAH DIOS, el pueblo de DIOS sería restaurado hacia la fidelidad.

Ellos serían vivificados de nuevo y de nuevo invocarían a Su Nombre.

El refrán es repetido, pero esta vez se le añade YEHOVAH, el Nombre de Pacto de DIOS “DIOS de los ejércitos”.

Bajo el liderazgo del gran Mesías de DIOS, el pueblo sería restaurado y de nuevo conocería el rostro resplandeciente de DIOS, serían rescatados.

Deja un comentario