Mosqueteros de Yehovah

Salmos Capítulo 77

Este Salmo tiene por título, “Al músico principal, para Jedutún. Salmo de Asaf”.

Al Músico Principal, se piensa que es el mismo Señor DIOS y otros suponen que es un líder de coros o músicos de los tiempos de David, tales como Hamán el Cantor o Asaf (1 Crónicas 6, 16; 16, 7; 25, 6).

La nota de “Para el director de la música” aparece en cincuenta y cinco salmos (Habacuc 3, 19) y sirve probablemente como una adición musical, marcando que el salmo puede ser parte de la adoración en el Templo o que deba de ser recitado por el líder del coro.

Jedutún mencionado también en los títulos del Salmo 39 y 62, fue uno de los músicos señalados por David para dirigir la adoración pública de Israel (1 Crónicas 16, 41; 25, 1-3).

Los hijos de Jedutún eran porteros o guardianes, de acuerdo a 1 Crónicas 16, 42, aquellos que sirven son los mejores cantores y que ocupan las posiciones más altas en el coro, no deben de avergonzarse de esperar en la entrada de la puerta de la Casa del Señor.

Asaf era el gran cantor y músico de la era de David y Salomón (1 Crónicas 15, 17-19; 16, 5-7; 25, 6; 2 Crónicas 29, 13).

1 Crónicas 25, 1 y 2 Crónicas 29, 30, añade que Asaf era un profeta en sus composiciones musicales.

El mensaje de este salmo es que criar la tristeza es el estar quebrantado y descorazonado, mientras que el ver a DIOS es cantar en el día más oscuro.

Una vez que nos damos cuenta de que nuestros años están en Su diestra, habrá luz en todas partes.

Versos del 2 al 4

Buscando a DIOS y permaneciendo en problemas, este Salmo comienza con una manera de pensar común en los Salmos, con el Salmista describiendo su clamor hacia YEHOVAH DIOS.

Clamó y lo hizo con su voz para con el Señor y sabía que el Altísimo le escucharía.

Su clamor hacia DIOS era urgente, en el momento de la prueba, activo hacia ÉL “tendí mi mano” y persistente “sin descanso”.

Pensamientos alentadores le llegaban a su mente, pero eran inmediatamente descartados.

Los amigos hablaban de la bondad de YEHOVAH DIOS en el presente y sobre un futuro mejor, pero el alma rehusaba consuelo.

El Salmista con fervor y sinceridad clamó hacia YEHOVAH DIOS y sabía que le escucharía, aún estaba conmovido y sentía que desmayaba su espíritu.

El sentido es, “DIOS, yo sé que estás allí, ¿Por qué no me ayudas de la manera que necesito ser ayudado?”.

Versos del 5 al 7

La búsqueda diligente, Asaf consideraba la intensidad de su clamor para con el Altísimo, con ojos cansados y un corazón atribulado sinceramente buscó al Justo Juez.

Asaf consideró la extensión de su clamor hacia YEHOVAH DIOS, considerando lo que el Todopoderoso había hecho desde los siglos.

Él se preguntaba porque DIOS parecía contestar a aquellos en el pasado con más satisfacción que con él en el presente.

La búsqueda de Asaf tras DIOS le recordó tiempos mejores, cánticos de noche, y era profundo, meditaba en su corazón y era diligente.

Versos del 8 al 10

Las preguntas de búsqueda, con cuatro preguntas rápidas Asaf habló su temor, que la temporada de sequía y frustración pudiera dudar para siempre.

Temía que nunca más él vería el favor de DIOS, la misericordia de DIOS y el cumplimiento de la promesa de DIOS.

Con dos preguntas más Asaf se preguntaba si la gracia y misericordia de YEHOVAH DIOS ya no estaban disponibles para él, que se habían olvidado o que fueron bloqueadas para con él.

Muchos santos amados han sentido la agonía de estas preguntas, desearíamos que todos ellos se hicieron estas preguntas con tanto valor y honestidad, así como lo hizo Asaf.

Asaf habló cosas que los creyentes pudieran sentir, pero que en raras ocasiones se sienten seguros de hablar de ello.

Muchos hijos de YEHOVAH no arriesgarán este tipo de honestidad, la angustia honesta de Asaf es digna de contemplación.

Versos del 11 al 13

La angustia se convierte en memoria, apreciamos la honesta enfermedad de Asaf en este Salmo, para él, el agarre aparente entre lo que él creía y lo que sentía era doloroso.

En medio de la angustia dolorosa entre lo que él creía y lo que sentía, Asaf se habló a sí mismo y declaró lo que habría de hacer, estaba determinado a traer a la memoria algo, para tenerlo en mente.

Asaf estaba determinado a recordar las mejores temporadas cuando el poder de YEHOVAH DIOS parecía no tener estorbo, cuando Su mano simbólica de poder y habilidad, los años donde la diestra era evidente.

En tiempos de desaliento él decidió  traer a la memoria los mejores tiempos y en tomar una firme esperanza para el futuro.

Asaf presentó un proceso de tres pasos para animar, comienza con recordar las grandes obras de YEHOVAH DIOS, sus maravillas antiguas.

Luego debemos meditar en esas obras y en lo que deben de enseñarnos el día de hoy, otro paso es el hablar de estas grandes obras a los demás.

Versos del 14 al 16

La grandeza de DIOS en Su santuario, en la primera parte del salmo Asaf explicó de la bondad de recordar, meditar y hablar de la grandeza de YEHOVAH DIOS.

Trae la segunda parte del salmo describiendo con certeza de las buenas obras del Todopoderoso, comenzando en el Santuario (Santo), ya sea en el Templo o en el Tabernáculo.

Asaf habló de la obra de YEHOVAH DIOS en obras maravillosas que mostraban el poder de DIOS, así como ÉL lo hizo de tiempo en tiempo en la historia de Israel.

En muchas ocasiones a través de la historia, Israel vio como el fiel poder de YEHOVAH DIOS les rescató de muchos tipos de peligros.

Versos del 17 al 21

En la última porción del Salmo Asaf muy probablemente tenía en mente el partimiento y cruce del Mar Rojo como un ejemplo de una de las maravillas de YEHOVAH DIOS que él recordaría, meditaría y que hablaría de ello.

Él comenzó de una manera poética a describir las aguas del Mar Rojo, las cuales temieron a YEHOVAH y que rápidamente huyeron de Su Presencia.

No se nos habla de una poderosa tormenta eléctrica la cual acompañara el partimiento del Mar Rojo, pero Asaf describió la lluvia, trueno y discurrieron Sus rayos.

Es difícil el saber en este punto si Asaf está describiendo algo que no está incluido en Éxodo 14 o simplemente está describiendo la presencia y poder de YEHOVAH DIOS en términos poéticos.

Asaf describió la presencia de YEHOVAH DIOS en ser manifestada en el partimiento del Mar Rojo que la tierra tembló.

Mientras YEHOVAH DIOS partía milagrosamente las aguas del Mar Rojo, esto era como si ÉL limpiara un gran camino o senda para Sí mismo para que pudiera darlo también a Su pueblo para que lo usaran.

Como una descripción final de la gran obra de DIOS en el Mar Rojo, Asaf notó que YEHOVAH DIOS dirigió a Su pueblo por la senda a través del mar, por medio de Sus siervos, Moisés y Aarón.

Deja un comentario