Mosqueteros de Yehovah

Sabiduría Capítulo 6

Vs del 1 al 11

Exordio: el poder les viene del Señor. En este nuevo apartado se vuelve al estilo con que comenzó el libro (Sabiduría 1, 1), discurso directo, exhortación a escuchar las palabras para adquirir la sabiduría y demostración de que la sabiduría lleva a la inmortalidad.

Al dirigirse a los reyes se asume la doctrina del origen divino del poder (Salmo 2, 10-12; Proverbios 8, 15-16; Romanos 13, 1-7), y se expone, desde una perspectiva universalista, el modo que estos aseguren la estabilidad de sus tronos.

¿Sabiduría o inteligencia? Actualmente para nuestro mundo ambas cosas son lo mismo. Se valora la sagacidad de quien logra encumbrarse a los más altos puestos de la sociedad.

El texto, sin embargo, exhorta a los ahí situados, a reconocer que Dios está cerca del humilde y ÉL es el dueño de la vida. Ésa es la verdadera sabiduría.

Versos del 12 al 29

La Sabiduría conduce al reino. En el apartado anterior se retomaba el discurso del comienzo del libro.

Ahora, se hace más explícita la idea de cómo se encuentra a la sabiduría.

El texto puede dividirse en dos partes: la personificación de la sabiduría y el anuncio del discurso del rey.

1. Personificación de la sabiduría (vs 12-20): la sabiduría aparece con características personales, como una cualidad o atributo divino, como en Proverbios 8, 22-31, que sale al encuentro de quienes la buscan.

Emplean un recurso literario típico de los antiguos griegos estoicos (sorites: el final de una idea es el comienzo de la siguiente).

2. Anuncio del discurso del rey (vs 21-25): donde se prepara el deseo del autor de compartir con otros los misterios de la sabiduría.

La atribución del libro de la Sabiduría a Salomón se inspira en el discurso que se anuncia ahora y se desarrollará más tarde.

Aquí se encuentran algunas alusiones a las religiones mistéricas de la antigüedad, en las que la revelación de la sabiduría se reservaba a los iniciados (vs 22-23).

La sabiduría es un don de Dios, pertenece a esas realidades que hallan su lugar en quienes la buscan con corazón sincero.

¿Cómo encontrar a Dios en un mundo que tantas veces oculta su rostro incluso en Su Nombre? Sabio es aquel que se deja formar por la sabiduría, y Dios se manifiesta a través de él.

Deja un comentario