Mosqueteros de Yehovah

Proverbios Capítulo 29

Versos del 1 al 16

Alternando con dichos diversos, el autor va insertando hábilmente la descripción de una época que trajo mucho dolor y ruina para el pueblo.

Se alude al rey, a su corte, a los ministros, todos ellos comprometidos con la injusticia y una pésima dirección del pueblo.

Pero en medio de todo hay una luz de esperanza, por la cual hay que luchar y esperar contra todo pronóstico.

“Cuando un rey juzga lealmente a los necesitados, su trono está firme por siempre” (vs 14), alusión a la esperanza en un rey justo a la medida del rey David, la cual desembocará en las esperanzas mesiánicas, sólo un enviado de Dios, Su Ungido el Mesías, podrá juzgar lealmente.

Otra señal más de esperanza en medio de tanta opresión es que “Cuando mandan los malvados aumentan los crímenes, pero los honrados los verán caer” (vs 16).

Dichos como éstos mantenían encendida la pequeña llama de la Fe y de la Esperanza, en tiempos particularmente difíciles para la gente.

Versos del 17 al 27

Una vez más, la sabiduría llama al discernimiento y a la vida organizada e íntegra.

No importa que no haya profetas, ni quién instruya, ahí está la Ley del Señor, comprende Amar a YEHOVAH DIOS sobre todas las cosas y al Prójimo como a nosotros mismos.

En época de crisis, la recta conciencia nos ayuda a mantenernos firmes.

Este capítulo reviste un claro consejo para los Padres, Gobernantes, Maestros y Consejeros, porque el ejercicio de la autoridad exige una impecable justicia en la asignación de recompensas.

La tiranía no consiste solo en oprimir, también es ejercida por otorgar honores y reconocimientos a quienes no lo merecen, lo que resulta en el abandono de la sabiduría, por promover enaltecimientos carnales.

Negar la corrección oportuna al niño, empleado, discípulo, trabajador y al pueblo en general, es reforzar una conducta nociva que termina por corroer el orden social y la práctica de la justicia institucional.

El reconocimiento inmerecido estimula el fortalecimiento de la rebeldía, cuyo fin es desconocer a la autoridad, como medio para imponerse y destacar.

Deja un comentario