Mosqueteros de Yehovah

Números Capítulo 31

Versos del 1 al 2

Los Madianitas eran un pueblo nómada, asociados en este tiempo con el pueblo de Moab.

YEHOVAH DIOS ordenó que fueran atacados en retribución por su seducción de Israel hacia la inmoralidad sexual e idolatría (Números 25).

Los Madianitas eran una gran confederación de tribus, asociados con varios grupos menores. Ellos recorrieron las tierras áridas del Sinaí, el Negueb y Transjordania.

Aquí están estos Madianitas asociados con Moab que son escogidos para venganza.

Generalmente, nos incomodamos con la idea de venganza porque no parece consistente con el amor de YEHOVAH DIOS.

Sin embargo, en el contexto correcto, la venganza es algo bueno en lo que YEHOVAH DIOS está interesado.

Las Escrituras repetidamente hablan de la venganza de YEHOVAH DIOS, como una cosa positiva.

La maldad viene, cuando tomamos la venganza en nuestras propias manos.

En esta circunstancia, Israel estaba en un lugar único, con un llamado especial de ser un instrumento de la venganza de YEHOVAH DIOS.

Esto es algo que ninguna persona debe tomar sobre ella hoy en día, sabiendo que la antigua Israel tuvo este lugar único en el plan de YEHOVAH DIOS.

Entonces, cuando YEHOVAH DIOS ordenó instrumentos de autoridad (tales como gobierno) toma venganza en los hacedores de maldad.

Nosotros como cristianos podemos estar en “Paz”, sabiendo que el bien ha sido hecho cuando la venganza ha sido ejecutada.

Versos del 3 al 5

Moisés organizó al ejército para atacar a los Madianitas. De las doce (12) tribus iban a representarlos mil hombres de cada una de las tribus, para un total de doce mil (12.000) hombres llamados a ejercer la venganza de YEHOVAH DIOS.

En Número 25, 9, se especificó que las bajas de Israel fueron de veinticuatro mil hombres en medio de la ira del celo de Santidad de YEHOVAH DIOS.

A causa de la contaminación genética de los Israelitas, pervirtiendo el linaje de su descendencias mezclándose con un linaje de idolatría.

Sin embargo, para humillar a Balac quien en complicidad con Balaam se valió de tentar a YEHOVAH DIOS, sembrando la iniquidad en Israel para que quedasen expuestos sin la protección del Altísimo.

Usó en número la mitad representativa de los caídos, para aniquilar a los madianitas, porque quien cuenta con el favor de YEHOVAH DIOS, es quien obtiene la Victoria.

Versos del 6 al 11

Significativamente, los Sacerdotes fueron con la nación a la batalla y con los vasos del Santuario.

De acuerdo a la costumbre de la época, todos los hombres fueron asesinados. Las mujeres y niños tomados como sirvientes, con todas las posesiones como botín.

Balaam, quien había planeado la estrategia, por la cual, Israel sería seducida hacia la inmoralidad sexual e idolatría y quien lo hizo todo por dinero, estaba ahora muerto.

Él fue juzgado por la venganza de YEHOVAH DIOS y su dinero no le hizo bien.

Hay una razón por la cual Judas 11 habla del error de Balaam, es “simplemente un error el vender a YEHOVAH DIOS por dinero”, terminas siendo un perdedor, cada vez.

Balaam había rogado “Muera yo la muerte de los justos y que mi fin sea como la de ellos” (Números 23,10).

Pero Balaam no tenía interés en vivir la vida de los rectos, así que él murió la muerte del pecador, en compañía de pecadores.

Versos del 12 al 20

Moisés estaba enojado porque los hijos de Israel fallaron, al no ver el gran peligro de inmoralidad sexual e idolatría poseída por estas mujeres, quienes antes guiaron a los hombres de Israel, dentro de estos mismos pecados.

Los Hijos de YEHOVAH DIOS seguido tropiezan con cosas que fueron una “amenaza”, pero ellos no la vieron como una “amenaza”.

A pesar que la mayoría de los Israelitas pensaron que estas mujeres eran seguras, ellas eran más peligrosas para Israel, que un ejército de guerreros poderosos.

Israel, pudo haber vencido guerreros poderosos, si ellos fueran espiritualmente fuertes, pero si ellos, eran seducidos hacia la inmoralidad e idolatría, ciertamente caerían.

Nosotros a menudo pensamos en muchas cosas como peligrosas siendo “cristianos”, el gobierno hostil, humanismo secular, ataque académico, entre otros.

Pero solo las cosas que “aceptamos” en medio de nosotros, que abren la puerta a la “inmoralidad e idolatría”, son las que hacen daño real, mas que cualquiera de las otras cosas, que podamos “aceptar” .

Por lo tanto, dice la Escritura todas las mujeres que hayan conocido varón carnalmente, debían ser asesinadas.

Pero las que no habían estado conectadas, con la inmoralidad e idolatría de los Madianitas, podían ser mantenidas con vida.

Notemos Amados hijos, la clara distinción de la pureza de la mujer hasta su primera relación sexual.

A pesar de proceder de una cultura antimesías, la que fuese hallada virgen, no era ajusticiada.

Incluso podían ser tomadas como esposas y su primera consumación al ser con un Israelita, le otorgaba la ciudadanía plena.

Ahora bien, las Mujeres Vírgenes, dentro del pueblo idolátrico de Madián, lo eran solo por criterio de edad, carecían de todo valor por la santidad.

Las vírgenes eran todas las niñas y las mujeres de mediana edad poco agraciadas, es decir, las “feas”.

Por el contrario, toda Mujer no virgen, ya había sido contaminada en su fuente genética.

Por lo que cualquier Israelita que la tomara por esposa solo por su atractivo físico, cometía “adulterio” contra su “simiente” que es la misma “simiente” de Abraham.

A todos los varones de entre los niños, también debían ser asesinados.

Esto era severo, pero hecho con el entendimiento que en esa cultura antigua, los hombres crecerían a ser hombres con la solemne responsabilidad de vengar la muerte de sus padres.

Y deberían perpetuar la cultura Madianita, la cual en sí misma era anti-YEHOVAH DIOS.

Notemos Amados hijos que, tratándose de varones, hasta los recién nacidos debían morir.

Porque YEHOVAH DIOS anhelaba la multiplicación de la genética de “Santidad” y la de estos niños era de “perversión”.

Los varoncitos madianitas, eran portadores de la simiente anticristo, es decir, de “aversión natural por lo sagrado”.

También, cualquier cosa que hubiera tenido contacto con los Madianitas y el botín tomado de ellos, debía ser purificada, después podía ser usado.

Este es un “principio válido” de nosotros observar, cuando los cristianos quieren “saquear” las cosas del mundo y usarlas para la causa del evangelio.

La música, tradiciones, celebraciones y otras cosas quieren usarlas en el ámbito Cristiano, pero algunas cosas no pueden ser purificadas y deben ser eliminadas.

Otras cosas pueden ser purificadas y quizás ser utilizadas, por el pueblo de YEHOVAH DIOS para darle Gloria.

Versos del 21 al 24

Todo el material despojado debía ser purificado por fuego o limpiado con agua.

Sólo entonces, era adecuado para el uso por YEHOVAH DIOS entre el pueblo de YEHOVAH DIOS.

YEHOVAH DIOS, usa los mismos significados, para purificar a los creyentes hoy en día, el fuego de las “pruebas” y el agua del “lavamiento”.

Cuando YEHOVAH DIOS usa el fuego de purificación, podemos decir con Job, “Me probará, y saldré como oro” (Job 23, 10).

El fuego purifica al metal precioso, causando que las impurezas (el deshecho), suban hasta el punto donde el refinador pueda quitarlo.

El refinador puede decir cuando el oro es puro, porque puede entonces ver su reflejo en el charco de oro.

Cuando YEHOVAH DIOS quiere dejarnos limpios, ÉL no solo usa el agua del “Bautismo”, sino también el “Ministerio de la Palabra”.

Así, como está descrito en Efesios 5, 26 “para Santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la Palabra”.

Versos del 25 al 54

Habitualmente, el botín pertenecía a los soldados solamente, pero YEHOVAH DIOS no quería que los soldados fueran saqueadores o piratas.

Así que ÉL ordenó, que ellos también otorgaran un poco del botín, al pueblo de Israel quien no peleó.

Una porción del botín también sería dada a YEHOVAH DIOS. Incluso con los botines de guerra, YEHOVAH DIOS quería que Israel tuviera un corazón dadivoso.

Deja un comentario