Mosqueteros de Yehovah

Job Capítulo 27

Versos del 1 al 6

En estos versos vemos el compromiso de Job con la verdad, parece que esperaba que sus amigos respondieran, era, después de todo, el turno de Sofar.

Pero se quedaron callados, tal vez por cansancio o por frustración con Job, así que continuó.

En el capítulo anterior Job alabó el poder de YEHOVAH DIOS, pero también reconoció que necesitaba algo más que el poder de DIOS, necesitaba rescate de aquel que amargó el alma.

En su osada y directa manera de hablar delante de YEHOVAH DIOS y sus amigos hasta este punto, uno podría pensar que Job ha hablado iniquidad.

Sin embargo, Job no pensaba que lo hubiera hecho e insistía en que no lo haría.

Cuando Job protestó de que no hablaría iniquidad, se refería especialmente en el contexto de decir que no estaría de acuerdo, en que sus amigos tenían razón en sus acusaciones contra él.

Versos del 7 al 10

La vana esperanza del hipócrita, se nota en estos versos. Aquí Job, en términos bastante fuertes, está pidiendo que el mismo castigo que sus amigos piensan que él merece, caiga sobre sus propias cabezas, por sus falsas acusaciones.

Job era acusado por sus amigos de ser un impío, de aferrarse a pecado oculto en vez de confesar y arrepentirse. Aquí él está de acuerdo en que la esperanza del impío era vana.

Estaba en una situación difícil delante de sus amigos, de acuerdo en que YEHOVAH DIOS no escuchaba el clamor del impío, pero tenía que soportar su propia temporada de silencio de parte del Todopoderoso.

Job podía consolarse en el entendimiento de que él si invocaba a YEHOVAH DIOS mientras que un impío no.

Versos del 11 al 12

Una corta reprensión para los amigos de Job, se describe en estos versos.

Job estaba profundamente frustrado ante la falta de entendimiento de sus amigos. Ellos conocían ciertos principios sobre YEHOVAH DIOS y Su camino en el mundo, pero aplicaron mal esos principios a la situación de Job.

Los amigos de Job afirmaban conocer a YEHOVAH DIOS y Sus caminos, sin embargo, analizaban la crisis de Job de una manera absurda.

Versos del 13 al 23

La porción del hombre impío en esta sección se describe. Job discute fuertemente, tan fuerte como cualquiera de los tres amigos, que el juicio espera al hombre impío y no será bendecido al final.

Para Job este era un argumento importante que tenía que hacer enfrente de sus amigos, porque ellos lo acusaban de anular el orden moral de YEHOVAH DIOS en el mundo.

Job insiste en que está de acuerdo, en general, con la idea que la iniquidad es recompensada con juicio de DIOS, recibida del Omnipotente.

Esta descripción de la amarga porción del hombre impío incluye muchos aspectos que aplicaban a Job y su propia crisis.

No debe ser tomado como una admisión de culpabilidad, más bien la idea de Job era “Sé que mi situación se ve como el juicio de YEHOVAH DIOS sobre los malvados, sin embargo les aseguro que no es así”.

Deja un comentario